Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niños reviven la Pasión de Cristo en Tonacatepeque

El Ministerio de Catequesis de la Parroquia San Nicolás Obispo, de Tonacatepeque, organiza desde hace ocho años el vía crucis viviente, en el que niños entre los 8 y 11 años representan las últimas horas de Jesús hasta ser crucificado. El evento es

Con la interpretación, los actores infantiles ofrecen a los asistentes una comprensión especial sobre el Misterio Pascual de Jesús. Además el evento permite la unión familiar y la convivencia entre la comunidad.

Con la interpretación, los actores infantiles ofrecen a los asistentes una comprensión especial sobre el Misterio Pascual de Jesús. Además el evento permite la unión familiar y la...

Con la interpretación, los actores infantiles ofrecen a los asistentes una comprensión especial sobre el Misterio Pascual de Jesús. Además el evento permite la unión familiar y la convivencia entre la comunidad.

En Semana Santa, la Calle del Gólgota que une la parroquia San Nicolás, con la Iglesia El Calvario en Tonacatepeque se viste de color, devoción y drama gracias a que un grupo de niños protagonizan el vía crucis viviente de Jesús.

Desde hace ocho años, cuando el reloj marca las 3:00 de la tarde, cada Lunes Santo, jovencitos con edades entre 8 y 11 años, que están siendo preparados para realizar los sacramentos de la Confirmación y la Primera Comunión, se colocan frente a la iglesia que está el centro de la ciudad, ataviados con vestimentas a la usanza de la época, para comenzar a interpretar la Primera Estación, cuando "Jesús es condenado a muerte".

Acompañados de sus parientes y pobladores en general, marchan hacia las siguientes estaciones, donde un conjunto de familias generosas han instalado una serie de altares a lo largo de la ruta, que adornan con cortinas en tonos blanco, morado, rojo y marrón situadas en las fachadas de sus casas, en la que ubican los cuadros que escenifican los momentos de sufrimiento que vivió el hijo de Dios.

Frente a cada representación, un infante ofrece a la concurrencia a través de un sonido con alta voz, la lectura bíblicas de los pasos que realizó Jesús hasta el Calvario y luego de terminar la explicación, los artistas infantiles proceden a representar los episodios bíblicos.

Niñas vestidas con túnicas y tocados personifican a María, María Magdalena, las Piadosas y a Verónica, esta última identificada en las escrituras como la mujer que enjuagó el rostro del Señor.

Mientras que los niños se destacan por llevar cascos, espadas, sandalias y chalecos grises que simulan la armadura del uniforme militar que usaban los soldados romanos.

Entre los chicos figura el personaje de Jesús, vestido con una toga blanca, quien además carga sobre su espalda una pequeña cruz de madera, mientras que a su costado le acompaña el que encarna a Simón de Cirene o El Cirineo, que ayudó a Jesús a llevar la cruz.

Doña Marta de Rodríguez, actual coordinadora del ministerio que organiza el acontecimiento infantil, recuerda que en 2007, la señora Irma de Pérez, era la encargada de organizar las doctrinas de los pequeños "fue ella quien tuvo la iniciativa de hacer algo diferente y se le ocurrió crear la procesión con los miembros más pequeños de la iglesia. Desde entonces se mantiene la tradición", afirma la parroquiana.

Con esta iniciativa la feligresía mantiene viva la fe entre sus pobladores, ya que a través de las nuevas generaciones se fomenta la enseñanza de recordar el amor que el Nazareno brindó a través de su sufrimiento.

Buena conducta

Pero estar dentro del colectivo que rememora parte de la vida del hijo de Dios no es tarea fácil. De Rodríguez explica que deben cumplir con una serie de requisitos para ser seleccionados, "lo primordial es que tengan un buen comportamiento, no faltar a las clases de catequesis y asistir a las diversas jornadas de ensayos para realizar el vía crucis, entrenamiento que dura un mes".

Esas condiciones las conoce muy bien Marvin Monge, de 10 años, estudiante de 4o. grado y actor que forma parte del elenco que participará este año.

Con voz muy alegre, el chico narra su paso por el vía crucis: " El año pasado hice el personaje de un soldado romano, era la primera vez que actuaba y me tocó representar el momento cuando Jesús es atravesado en un costado con la lanza".

Pero 2015 le deparó un nuevo papel a Marvin, según revela el jovencito él tenía un anhelo "mi sueño era interpretar a Jesús y este año lo podré hacer, así que me siento muy bendecido", expresa el niño con inmensa emoción y asegura que obtuvo la interpretación porque ha sido puntual en sus clases que le permiten prepararse para hacer la Primera Comunión, pero, sobre todo, por su buena conducta.

Durante la jornada que finaliza cerca de las 5:00 de la tarde, hay un momento en particular donde la concurrencia se acongoja e incluso algunos de los niños participantes derraman lágrimas cuando se realiza el acto de crucifixión.

Más allá del terruño

En Tonacatepeque, este es uno de los eventos más esperados, no solo por sus habitantes y jurisdicciones vecinas, sino también por aquellos que tuvieron que partir a tierras lejanas y ahora, a través de las redes sociales y páginas web, como www.mytonaca.com y www.mipuebloysugente.com, incorporan en sus contenidos, vídeos, relatos y fotografías del acontecimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación