Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un monumento a la amistad y solidaridad

Dos jóvenes artistas coreanos se encargaron de llenar de color y mensajes de esperanza las paredes de la Escuela de Educación Especial de San Jacinto.

Yoon Saeroom y Kim Jeongseob trabajaron por dos semanas en la elaboración del mural. Foto EDH / cortesía

Yoon Saeroom y Kim Jeongseob trabajaron por dos semanas en la elaboración del mural. Foto EDH / cortesía

Yoon Saeroom y Kim Jeongseob trabajaron por dos semanas en la elaboración del mural. Foto EDH / cortesía

Los voluntarios coreanos y jóvenes artistas Yoon Saeron y Kim Jeorngseob elaboraron un monumento que simboliza la amistad y la solidaridad entre Corea y El Salvador.

Por dos semanas estos jóvenes se encargaron de crear un mural con mensajes de niños coreanos dedicados a la niñez salvadoreña.

Los artistas trabajaron arduamente con la ayuda de salvadoreños para llenar de colores las paredes de la Escuela de Educación Especial en San Jacinto.

Esta obra fue encomendada a diseñar por la invitación de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA).

La inauguración de este mural se llevará a cabo el próximo mes.

KOICA está comprometida a seguir ayudando al desarrollo económico y social de los salvadoreños.

Hasta el momento la agencia ha desarrollado en el país diversos proyectos para mejorar la calidad de vida de la población.

Actualmente, los voluntarios amigos de Corea se encuentran trabajando como especialistas en diferentes aéreas como: bibliotecología, enfermería, enseñanza del idioma coreano, desarrollo local comunitario, proyectos electrónicos, procesamiento de alimentos y radiología.

El año pasado uno de sus proyectos fue la construcción de un centro de atención para la niñez en el municipio de Jiquilisco, Usulután.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación