Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Monseñor Romero será beatificado el 23 de mayo

La ceremonia será en la plaza Salvador del Mundo

De izquierda a derecha frente a la cripta: Monseñor Rafael Urrutia, canciller del Arzobispado; Manuel López, embajador de El Salvador en el Vaticano; Monseñor León Kalenga, Nuncio Apostólico; Monseñor Vincenzo Paglia, postulador de la causa de Monseñ

De izquierda a derecha frente a la cripta: Monseñor Rafael Urrutia, canciller del Arzobispado; Manuel López, embajador de El Salvador en el Vaticano; Monseñor León Kalenga, Nuncio Apostólico;...

De izquierda a derecha frente a la cripta: Monseñor Rafael Urrutia, canciller del Arzobispado; Manuel López, embajador de El Salvador en el Vaticano; Monseñor León Kalenga, Nuncio Apostólico; Monseñor Vincenzo Paglia, postulador de la causa de Monseñor Romero; Monseñor José Luis Escobar Alas, Arzobi

La Iglesia Católica oficializó la fecha de beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero: el próximo 23 de mayo, en San Salvador.

El anuncio se hizo en presencia del postulador de la causa de la beatificación de Romero, Monseñor Vincenzo Paglia, y lo acompañó el Nuncio Apostólico, Monseñor León Kalenga, y el Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas.

La ceremonia de beatificación será presidida por el Cardenal Angelo Amato en la Plaza Salvador del Mundo, en la capital.

Monseñor Romero, Arzobispo de San Salvador, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en el hospital de la Divina Providencia, en San Salvador. Tras su deceso se desencadenó una guerra de 12 años entre el Gobierno y la guerrilla del FMLN.

Monseñor Paglia destacó que "tenemos un protector en el cielo, un protector para todos, pero sobre todo de los pobres y más humildes, honor a este país que ha dado al mundo y a la Iglesia un hijo muy grande en el amor como Monseñor Óscar Arnulfo Romero".

En febrero, el Papa Francisco reconoció oficialmente que Romero fue mártir, y abrió el paso para su beatificación, un paso previo a la canonización para que suba a los altares como santo de la Iglesia Católica.

El delegado del Vaticano dijo que "el pasado 3 de febrero, día en que el Papa Francisco firmó el decreto de beatificación, fue un día señalado por Dios". También indicó que la Congregación para las Causas de los Santos dio el "consentimiento unánime" para tal suceso, el cual es un "don extraordinario para toda la Iglesia y para El Salvador".

Monseñor Paglia expresó que el 24 de marzo, día del asesinato de Monseñor Romero, se ha vuelto la "Jornada de oración para los misioneros mártires" y añadió que las Naciones Unidas ha proclamado esa fecha como el "Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas".

Visitan cripta

A eso de las 4:00 de la tarde, los Monseñores Paglia, Kalenga, Escobar Alas y otras autoridades de la Iglesia Católica llegaron a la cripta de Monseñor Romero en la Catedral Metropolitana de San Salvador, donde oficiaron una misa en su memoria, como parte del proceso de beatificación.

El enviado especial del Vaticano dijo que la ceremonia "no ayuda a Romero, porque él ya es un santo" y aclaró que ese acontecimiento "debe servir para unir a todo el pueblo de El Salvador, a toda la Iglesia Católica y al mundo ".

"Significa que tenemos que abrir los ojos del corazón y acoger sus enseñanzas, su testimonio, para ampliar aquí en El Salvador y el mundo entero los testigos y discípulos de Monseñor Romero, de los que, como él, aman sin apegarse a la vida, hasta darla por todos... Esto significa una causa sola, amar sin límites", agregó.

Además destacó que Monseñor Romero fue como Moisés con el pueblo de Israel. "Romero hoy es el Moisés de nosotros, porque nos ayuda a caminar según la palabra de Dios", dijo.

Sin embargo, advirtió a quienes se consideran seguidores de Romero, que ser amigo de él "significa vivir como él y amar como él".

Luego reiteró que la beatificación es un gran don de Dios para unir a todo el pueblo salvadoreño, porque "tenemos que soñar con un El Salvador en paz y felicidad para nosotros".

Más adelante añadió que el Papa Francisco dice a todo el mundo "mirad a Monseñor Romero, es un ejemplo que todos tenemos que imitar. Este es la significado más profundo de la beatificación, y tenemos un pastor como Jesús que dio la vida por su pueblo".

Además comentó que Romero se ha convertido en el primer mártir del Concilio Vaticano II y que además es un pastor "que sale de su sacristía, que sale de su iglesia para estar con los pobres".

Por su parte Monseñor Escobar Alas agradeció al enviado especial del Vaticano por todo lo que hecho en favor de la causa de canonización de Monseñor Romero.

El presidente Salvador Sánchez Cerén estuvo presente en el anuncio y aseguró que "esta beatificación también se convierte en un milagro para El Salvador, porque esto nos permite, a partir de su pensamiento, tratar de unir el país y enfrentar los nuevos retos que tenemos".

El mandatario dejó entrever que se "podría" incluir en la currícula del ministerio de Educación una "cátedra" sobre Romero, por ello dialogará con Carlos Canjura, el titular de Educación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación