Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Monseñor Miguel Ángel Morán es nuevo obispo de Santa Ana

Sustituye a  Monseñor Romeo Tovar Astorga quien se jubila a los 75 años de edad

Palomas en iglesia Catedral

La sede de la Diócesis de Santa Ana, es la catedral de la Ciudad Morena. Millares de fieles católicos pertenecen a este territorio.   | Foto por Iris Lima

SANTA ANA. Los feligreses católicos de la diócesis de Santa Ana amanecieron ayer con la noticia de que el Papa Francisco nombró como nuevo obispo de esta zona a monseñor Miguel Ángel Morán Aquino, originario de Santa Ana y hasta ayer obispo de la Diócesis de San Miguel desde el año 2000.

Morán Aquino sucederá a monseñor Romeo Tovar Astorga, quien fungió en la zona occidental desde el año 1999 hasta ayer.

La noticia corrió como pólvora desde tempranas horas, luego de que el Nuncio Apostólico en El Salvador, monseñor León Kalenga Badikebele, hiciera público un comunicado de prensa.

Renuncia
En este también explicó que el Papa Francisco aceptó la renuncia que monseñor Astorga presentó, según lo establece el Código de Derecho Canónico, en el canon 401, párrafo 1, luego de cumplir los 75 años de edad.

Tanto los devotos católicos como la comunidad sacerdotal, se mostraron complacidos con el nuevo nombramiento y a la expectativa de la llegada del nuevo obispo de la Diócesis.

“Nos motiva mucho el tener la oportunidad de tener un nuevo obispo y conocer la visión como sacerdotes de la Diócesis de Santa Ana”, manifestó el presbítero Servio Tulio Alarcón Guerra, vicario foráneo de la vicaría de San Pedro Apóstol de Metapán.

Mientras que el presbítero Edwin Baños, párroco de la iglesia Señor de Ostúa en ese mismo municipio, aseguró que son noticias que generan sentimientos encontrados. “Primero, de agradecimiento por todo el trabajo y la dedicación de un obispo que se va; y luego, la ilusión y la alegría de recibir a un nuevo obispo”, dijo.

Mons. Miguel Ángel Morán Aquino, nació en el cantón Nancintepeque, caserío Esquipulas, de Santa Ana.                                                   Fue obispo de la Diócesis de San Miguel. 

La biografía
La expectativa de los miembros de la Diócesis radica en que su nuevo pastor es originario de la zona. Nació el 25 de mayo de 1955 en el cantón Nancintepeque, del caserío Esquipulas, en Santa Ana.

Su diaconado lo recibió el 25 de julio de 1981 y el presbiteriado el 5 de diciembre del mismo año, en la parroquia San Pedro Apóstol, de Metapán.

Entre sus estudios destaca una licenciatura en Teología Dogmática que obtuvo en Roma, Italia.

Tras su estadía en Europa, regresó a El Salvador y colaboró con el Seminario San José de la Montaña, en San Salvador.

Fue el 2 de septiembre del año 2000 cuando lo nombraron obispo de la Diócesis de San Miguel, donde permaneció hasta ayer.

Al llegar a su nueva Diócesis, la segunda en importancia después de la Arquidiócesis de San Salvador y la cual fue creada en el año 1913, deberá de coordinar a más de un centenar de sacerdotes de los departamentos de Santa Ana y Ahuachapán, siendo su sede la iglesia Catedral de la Ciudad Morena. 

Los obispos: Religiosos a cargo de las diferentes diócesis

La iglesia católica, territorialmente es  dividida en diócesis. Los obispos nombrados en estas son: José Luis Escobar Alas Arzobispo de San Salvador Presidente de la Conferencia Episcopal de El Salvador; Mons. Miguel Ángel Morán Aquino, Obispo de Santa Ana;  Mons. Elías Samuel Bolaños Avelar, Obispo de Zacatecoluca; Mons.Luis Morao, Obispo de Chalatenango.

Además Mons. Fabio Reynaldo Colindres A. Obispo del Ordinariato Militar;  Mons. Rodrigo Orlando Cabrera C. Obispo de Santiago de María; Mons. José Elías Rauda Gutiérrez, Obispo de San Vicente; Mons. Constantino Barrera Morales, Obispo de Sonsonate.

También Mons. Fernando Sáenz Lacalle, Arzobispo Emérito de San Salvador; Mons. Gregorio Rosa Chávez Obispo Auxiliar de San Salvador; Mons. Eduardo Alas Alfaro, Obispo Emérito de Chalatenango.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación