Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Es el momento de cultivar especies de árboles con fines maderables

Diferentes variedades pueden aprovecharse para proteger suelos y en unos años, obtener buenos ingresos

Los bosques de maderables son una manera de mejorar el medio ambiente y convertir en rentables, terrenos ahora marginales. foto edh

Los bosques de maderables son una manera de mejorar el medio ambiente y convertir en rentables, terrenos ahora marginales. foto edh

Los bosques de maderables son una manera de mejorar el medio ambiente y convertir en rentables, terrenos ahora marginales. foto edh

Es la época oportuna para realizar cultivares de árboles maderables. Al sembrar en mayo y junio, estaremos seguros que los forestales tendrán éxito sin necesidad de regarlos el resto de su vida.

Si decimos que ahorro es igual a inversión, un modelo coherente con este principio es el de sembrar árboles maderables.

Al cultivar este tipo de especies, se logran muchos beneficios. Además de ser un bastión financiero, generan oxígeno, detienen la erosión, infiltran el agua lluvia al subsuelo, fertilizan el suelo con la biomasa, absorben C02, generan micro climas agradables y saludables, creando atractivos paisajes.

Variedad

Se pueden aprovechar especies adaptadas al medio ambiente de El Salvador, tales como: caoba, teca, eucalipto, chaquiro, carreto, cedro, volador, guachipilín, quebracho, melina, bario, brazil, cortez, laurel, conacaste, gravileo, pino.

También roble, jacaranda, castaño, maquilishuat, mulato.

Quien los cultive debe tomar en cuenta que los aspectos que dan valor a la madera son la textura, color, resistencia a la humedad y al ataque de termitas, la facilidad para trabajarlo, resistencia a la pudrición, entre otros factores.

Hay maderas de colores impresionantes en combinaciones atractivas como el guachipilín (amarillo), brazil (rojo), gravileo, volador, caoba, cedro, eucalipto, jacaranda (negro), cortez negro, madrecacao, funera.

De gran resistencia a la humedad son el carreto, teca, bario, copinol, chaquiro, conacaste, madrecacao, quebracho.

Es tiempo de emprender la producción de madera industrial, madera rolliza para armazón de techas de las viviendas bioclimáticas o producción de madera para muebles artesanales.

Entre los adecuados están el laurel, volador, morro, chaquiro, carreto.

Para la producción de artesanías se puede aprovechar la madera de colores como el brazil, guachipilín funera, pino, guayabo, copalchío, carreto, eucaliptos camaldulense, castaño.

Para obtener madera industrial se puede plantar caoba, cedro, cenicero, carreto, eucalipto, teca, funera, volador.

Como regla general los forestales con fines maderables se siembran a 2m x 2m, ósea 1750 árboles por manzana.

Así se aprovecha el fototropismo y crecen rápido. A los cuatro años se realiza un raleo y se puede vender como tutores, leña o postes.

El Vivero San Andrés brinda asesoría gratis para programas de siembra de árboles, de acuerdo a tipos de suelo y altura. Llame al 2305-0871.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación