Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Misa solemne en honor al Divino Salvador del Mundo

La Iglesia Católica cerró las actividades religiosas dedicadas al Santo Patrono con una solemne misa oficiada por el Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas

Jeraracas de la iglesia católica celebraron la Santa Misa en honor al Divino Salvador del Mundo

San Salvador.-04082015.- Jerarcas de la iglesia Católica celebraron la Santa Misa en honor al Divino Salvador del Mundo, en Catedral Metropolitana. | Foto por DU

San Salvador.-04082015.- Jerarcas de la iglesia Católica celebraron la Santa Misa en honor al Divino Salvador del Mundo, en Catedral Metropolitana.

La Plaza Cívica fue el escenario en el que cientos de católicos se reunieron para escuchar la homilía de cierre de las festividades de San Salvador.

Ancianos, adultos, jóvenes y niños, cantaban y rezaban plegarias al Patrono, ignorando  los fuertes rayos del sol y el calor propio de la época.

 Todos se habían reunido para ser testigos de la homilía presidida por el Arzobispo de San Salvador, José L:uis Escobar Alas.

Muchos madrugaron para encontrar un asiento cómodo bajo la sombra de los arboles y ser testigos en primera fila de la misa. Los fieles habían viajado de diferentes lugares del gran Salvador, como Mejicanos, Ilopango, San Marcos y San Martín, entre otros.

El atrio de Catedral Metropolitana, escenario un día antes de la transfiguración, fue el lugar en el que se concentraron  los obispos de las diferentes diócesis del país, además de Monseñor Léon Kalenga, Nuncio Apostólico en el país, Oscar Ortíz, vice presidente de la República y otros invitados especiales.

Juana Ramos, es una feligrés de 70 años, quien afirma que desde hace más de 30 años no ha dejado de asistir a los eventos religiosos que se han organizado en honor al Santo Patrono.

“Me siento muy orgullosa de ser católica, y de estar presenciando esta solemne misa, en la que Monseñor Alas, hace un llamado a los salvadoreños para que oremos por la paz  de nuestro país”, dice la anciana, mientras trata de cubrirse de los rayos del sol, bajo una pequeña sombrilla.

El arzobispo insistió ayer en su llamado a los salvadoreños para que recen por la paz.  

“Unamos todos los buenos salvadoreños e  imploremos la misericordia del Divino Salvador por nuestro país, para que se supere esta situación de violencia y podamos vivir en paz”, señaló el prelado.

En la homilía,  también instó a los feligreses a trabajar en su propia transfiguración para lograr resolver los problemas que enfrenta el país, principalmente la violencia.

Todos los 5 y 6 de agosto, en el marco de los festejos agostinos, se desarrollan los principales eventos religiosos,  en el primero se realiza una representación de la Transfiguración conocida popularmente como “la bajada”, mientras que el día seis se celebra una misa solemne en el atrio de Catedral Metropolitana para clausurar las fiestas patronales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación