Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mined se compromete a mejorar escuela en Atiquizaya

El centro de estudios funciona en aulas de bahareque y planeaban  irse a otro terreno

El centro de estudios funciona en aulas de bahareque y planeaban  irse a otro terreno.

El centro de estudios funciona en aulas de bahareque y planeaban  irse a otro terreno. | Foto por edh

El centro de estudios funciona en aulas de bahareque y planeaban  irse a otro terreno.

El Ministerio de Educación se comprometió ante las autoridades del Centro Escolar Cantón  Tapacún, en Atiquizaya, a resolver la problemática de infraestructura que enfrentan ya que los 64 alumnos que cursan desde parvularia a sexto grado, reciben sus clases en una edificación de bahareque.

Ésta presenta daños pues tiene filtraciones de agua y hay adobes que faltan en sus paredes, lo que deja agujeros en la misma.

El Diario de Hoy publicó el 16 de agosto de este año, las condiciones en que se encuentra la escuela.

Desde entonces, la dependencia gubernamental ha puesto más atención para solventar el problema, relató su directora, Rosa de Alfaro.

El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, visitó el 30 de octubre el lugar para inspeccionar un terreno que pretendían adquirir con el fin de trasladar la escuela.

Pero la directora explicó que  fue descartado debido a que se encuentra a más de un kilómetro de donde actualmente está la escuela, por lo que los beneficiados con el traslado a ese lugar, de concretarse, apenas serían doce alumnos de la matrícula actual.

Actualmente reciben jóvenes de los cantones Tortuguero, Esperanza, Chayal y Tapacún, de Atiquizaya. Además de otras comunidades de Juayúa, ya que la escuela está en una zona limítrofe con ese municipio sonsonateco.
 

Opción para alumnos


En 2001, el propietario del terreno donde funciona la escuela, les donó el equivalente a cinco tareas; sin embargo, De Alfaro explicó que a pesar que buscó que en el Ministerio de Educación siguieran el proceso para la escrituración, el mismo nunca prosperó en quince años.

Castaneda recibió por parte de la directora, los documentos de donación y se comprometió a agilizar la obtención de la escritura para luego buscar las fondos que sirvan para la construcción de una escuela con mejores condiciones.

“Dijo que está mejor todavía porque lo que se invertiría en la compra del terreno, (mejor) se hace la infraestructura. Lo que esperamos es que nos digan que ya está escriturado”, expresó la docente.

Esperan que los trámites sean a corto plazo porque reconoció que las condiciones en que se encuentran no son pedagógicas, aunque hacen el esfuerzo para que la matrícula no disminuya.

“No son las condiciones adecuadas porque al pegar carteles, por las grietas, no nos agarra clavo. Se nos inunda (y) falta iluminación; no es nada motivante”, reflexionó.

El viceministro de Educación expresó, a través de un comunicado de prensa, que “vamos a poner empeño en asegurar que esta inversión se haga en el menor tiempo posible y dejar este legado importante a estos niños”.

Educación reconoció, en el mismo documento, que la escuela de Atiquizaya es una de las más de dos mil quinientas instituciones educativas públicas que no cuentan con terreno propio. 

Aclaró que se encuentran ejecutando el proceso de legalización de terrenos, de acuerdo con la Ley Transitoria de Saneamiento Inmobiliario.

La escuela de Atiquizaya tiene aproximadamente cuarenta años de funcionar en diferentes sitios del cantón. 

En 1995 fue construida de palmas y en  2003 pasó a bahareque. Sin embargo, dicho material ya terminó su vida útil.

La falta de una buena adecuación de la estructura y porque el terreno donde está no es plano, obliga a los estudiantes a tomar sus recesos en la calle.

Pero eso será resuelto con la construcción ya que introducirán maquinaria para dejarlo a un mismo nivel. Aún no hay fecha para ello.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación