Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles de usuarios afectados por paro de la ruta 90-B

Los motoristas exigían una mejora en sus salarios

El paro laboral de la ruta 90-B duró cinco horas y media. Foto EDH/ carlos segovia

El paro laboral de la ruta 90-B duró cinco horas y media. Foto EDH/ carlos segovia

El paro laboral de la ruta 90-B duró cinco horas y media. Foto EDH/ carlos segovia

SAN MIGUEL. Al menos unas 2,500 personas fueron afectadas ayer con el paro de labores que realizaron en horas de la mañana motoristas de la ruta 90-B, que desde la colonia Ciudad Pacífica recorre el centro de San Miguel. Estos exigían una mejora salarial y viáticos diarios.

"Ellos no se ponen a pensar que hay bastante gente que viaja en los buses, hasta llenos los llevan siempre, al final los afectados fuimos nosotros los usuarios", manifestó Karen Moreno.

Ella a diario aborda las unidades de transporte colectivo para llevar a sus dos hijas hacia el colegio.

Muchos de los usuarios afectados decidieron viajar en taxi, pedir aventón o caminar ante la falta de transporte.

El paro de labores inició a las 5:00 de la mañana y luego de llegar a un acuerdo según los transportistas, los buseros regresaron a su rutina de viajes a las 10:30 de la mañana.

Y es que el meollo del problema fue que el Viceministerio de Transporte (VMT) les suspendió este mes el subsidio según Francisco Ferrufino, empresario de la ruta, además les cancelaron 11 unidades debido a las multas que les han sido impuestas a los motoristas por cobrar cinco centavos de más al pasaje, cuando este es de 20 centavos.

Tanto motoristas como empresarios llegaron a una confrontación por que según Ferrufino, el cobro de los cinco centavos es ilegal y no era justo que los motoristas exigieran una mejora salarial cuando ellos como empresarios no percibían nada más que la ganancia diaria de los viajes.

"Los cinco centavos son un robo que ellos hacen a la ciudadanía porque ademas no lo percibimos nosotros", agregó el empresario.

Pero ayer luego de una acalorada discusión, según Ferrufino, llegaron al acuerdo que los motoristas tienen que regresar los cinco centavos vuelto a las pasajeros, para que el VMT no les coloque más infracciones.

Sobre el tema, Roxana Reyes, quien es usuaria también de la ruta aseguró que esperan que la medida que han tomado de devolver los cinco centavos en realidad si se cumpla.

"Cuando uno les pide el vuelto, ellos se enojan y nos hacen mala cara, ahora esperamos que sea cierto que ya no van a seguir con ese cobro indebido", indicó la fémina.

Esta es una queja común que por mucho tiempo han hecho numerosos usuarios de esta ruta.

Hay muchas protestas además por los abusos de conductores y la sobrecarga de las unidades.

"Suben a toda la gente que pueden y no les importa llevarnos apretados", lamentó una ama de casa.

Además agregó que esperan que la medida no sea solo por unos días y que tanto el VMT como la policía los tenga vigilados para verificar si cumplen o no lo establecido ayer.

Marvin Hernández, motorista de la ruta, aseguró ayer durante el paro, que lo que pedían en un primer momento a los empresarios y dueños de la ruta es que les aumentaran el salario.

A diario, según Hernández, ellos ganan 13 dólares, pero que "es muy poco para todo lo que se hace, por eso pedimos que nos aumenten siete dólares, más tres de viáticos", dijo el motorista.

Fueron 32 unidades de la ruta las que dejaron parqueadas en el bulevar de la colonia Ciudad Pacífica como parte de la medida, aunque en total fueron 40 motoristas los que realizaron el paro, según Hernández.

Las mejoras las hicieron saber a los empresarios, según Hernández, desde el mes anterior.

"No están optando por una solución, estamos con un salario bajo a lo que tendríamos que ganar en realidad", agregó Jesús Amaya, otro de los transportistas que se unió al paro laboral.

Se buscó la versión del VMT respecto al tema, pero estos al abordarlos no dieron declaraciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación