Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Migueleños disfrutaron del ballet de la Bella Durmiente

Cofradía de Las Damas Guadalupanas presentó la obra La Bella Durmiente, interpretada por Ballet Nacional de El Salvador.

La puesta en escena estuvo a cargo del Ballet Nacional de El Salvador y fue dirigida por doña Alcira Alonso. La obra fue un deleite para los migueleños. Foto EDH / carlos segovia

La puesta en escena estuvo a cargo del Ballet Nacional de El Salvador y fue dirigida por doña Alcira Alonso. La obra fue un deleite para los migueleños....

La puesta en escena estuvo a cargo del Ballet Nacional de El Salvador y fue dirigida por doña Alcira Alonso. La obra fue un deleite para los migueleños. Foto EDH / carlos segovia

SAN MIGUEL. Magia, ilusión, fantasía, pero sobretodo mucho amor y altruismo, reinó la noche del viernes en la presentación de la obra "La Bella Durmiente", interpretada por el Ballet de El Salvador y organizada por la Cofradía de Damas Guadalupanas en un esfuerzo por seguir recaudando fondos para apoyar proyectos de beneficio a los más necesitados.

La obra, que tuvo una afluencia masiva, fue presentada en un hotel y estuvo llena de magia, colorido y, sirvió además, para acercar a la ciudadanía migueleña un espectáculo que rara vez se puede observar en la zona oriental del país. Elsy Guatemala, una de las asistentes, dijo que inicialmente adquirió su boleto para colaborar con las obras, pero que una vez vio la puesta en escena se dio cuenta de lo importante que sería que a San Miguel llevaran más espectáculos de ese tipo.

El dinero recaudado será usado para seguir con los proyectos benéficos que son una realidad gracias al esfuerzo de las Guadalupanas, el apoyo de personas altruistas y de los migueleños que siempre les colaboran, Entre los proyectos que desarrollan, desde hace 24 años, están el comedor solidario, en el que alimentan a más de 100 indigentes tres veces por semana. Se suman dos consultorios médicos asistenciales para personas de escasos recursos, un consultorio odontológico, a lo que se agregan clases de computación, inglés, corte y confección.

"Donde está un pobre, ahí está la Cofradía de Damas Guadalupanas Plancartinas, extendiéndoles la mano para ayudarles", dijo Lilian de Batarsé, presidenta de la Cofradía.

De Batarsé explicó que cada año se vuelve más difícil atender los proyectos porque los recursos disponibles para ello cada vez son menos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación