Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mercados sin cumplir medidas contra incendios

De 30 mercados verificados en oriente sólo tres tienen extintores de fuego, el resto son altamente vulnerables

Los mercados migueleños carecen de todas las medidas recomendadas por bomberos para evitar incendios o apagarlos. Foto edh/ lucinda quintanilla

Los mercados migueleños carecen de todas las medidas recomendadas por bomberos para evitar incendios o apagarlos. Foto edh/ lucinda quintanilla

Los mercados migueleños carecen de todas las medidas recomendadas por bomberos para evitar incendios o apagarlos. Foto edh/ lucinda quintanilla

De 30 mercados municipales que el Cuerpo de Bomberos inspecciona cada año en la zona oriental, 27 son vulnerables a incendios; y solo tres de ellos cumplen con las medidas preventivas en caso de siniestros.

Al menos es lo que cada año determinan los Bomberos tras cada estudio y revisión que hacen en las centrales de abasto de los municipios del oriente del país.

Según bomberos, el 95 por ciento de los locales comerciales de los mercados no poseen las medias mínimas para prevenir o afrontar un siniestro si llegase a ocurrir.

En el caso del departamento de San Miguel los Bomberos inspeccionaron ocho mercados, cinco de ellos en la cabecera, uno en San Rafael Oriente, otro en Chinameca y uno más en El Tránsito.

De estos ninguno cuenta con los requerimientos mínimos para afrontar un incendio, según los bomberos.

Marcos Corvera, miembro de la institución, indicó que "en ninguno de los mercados tenían las condiciones mínimas para afrontar un incendio, no contaban con extintores, que es la principal recomendación que hacemos los bomberos".

Agregó que otras de las carencias que encontraron en los mercados es la falta de un ordenamiento por sectores.

Es decir que no tienen identificadas las rutas de evacuación, así como tampoco hay pasillos libres en caso de emergencias.

"No deben tener instalaciones improvisadas de energía eléctrica como las que hemos encontrado, también algunos tienen cerca hidrantes pero están en mal estado; además de la inexistencia de brigadas contra incendios o primeros auxilios", dijo Corvera.

Aseguró que todos los años ejecutan el plan de supervisión y que a pesar de sugerir a las municipalidades que solventen los problemas en los mercados, el siguiente año llegan y las sugerencias no fueron acatadas por los encargados de las plazas.

"En una ficha se escriben las recomendaciones y se hacen llegar a la gerencia o al alcalde con una notificación y ellos se quedan dándole cumplimiento", sostuvo.

Argumentó que "como institución no podemos emitir sanciones porque no cumplen, en ese caso el señor director (de Bomberos) tendría que decirnos qué hacemos, si lo reportamos a alguna institución competente o sólo exigir a nivel de institución".

En el caso de los mercados en el departamento de Morazán, la realidad no difiere mucho a la de las centrales de abasto en San Miguel.

Desde 2010 que inspeccionan los cuatro mercados más importantes del departamento las deficiencias son las mismas, según bomberos.

"Las principales fallas son la falta de extintores, la inexistencia de rutas de evacuación en casos de emergencia, falta de hidrantes que funcionen", indicó José Yánez, jefe de la unidad bomberil de Morazán.

Aseguró que, por cómo ven la situación, si se registrase un siniestro en uno de estos mercados los resultados serían fatales porque nadie sabe que hacer para prevenirlo, y menos para donde correr sin salir lastimado.

Yánez explicó que algunas de las faltas que encuentran en los mercados son fáciles de que las comunas las resuelvan, pero en ninguno de los mercados inspeccionados se ha cumplido lo recomendado.

Carlos Hernández, alcalde de San Francisco Gotera, aceptó que en los mercados de su municipio no hay extintores contra incendios.

"El cuerpo de bomberos dejó esa sugerencia y por falta de fondos no hemos podido solventarla, pero estamos cotizando para la posible compra de al menos 35 extintores, cuatro de ellos para los mercados", dijo el edil.

Agregó que ya trabajan en los comités de emergencia de los mercados de su municipio, y demás que están conscientes de lo importante que es prevenir desastres en estos lugares de mucha concentración de personas.

Reiteró que el peor tropiezo que han enfrentado para solventar el problema es la falta de fondos en la alcaldía.

En los mercados del departamento de La Unión la situación varía un tanto, pues según Bomberos, han inspeccionado nueve mercados y en dos de ellos al menos encuentran señalización de rutas de evacuación.

Los mercados inspeccionados fueron dos de la cabecera, uno en Lislique, Anamorós, San Alejo, Santa Rosa de Lima, Polorós, por mencionar algunos.

En el caso de los dos últimos mercados son los que poseen rutas de evacuación, informó la entidad.

Elmer Quintanilla, jefe de Bomberos de La Unión, explicó que "los principales problemas son el hacinamiento, falta de señalización, las puertas de ingreso y salida no son las adecuadas, sistemas eléctricos muy obsoletos, problemas en las cocinas, están expuestas a incendios, no extintores, ni gente que esté capacitada para el uso de estos", sostuvo el jefe.

Indicó que todo las deficiencias se han notificado a los alcaldes o representantes y tienen 90 días para hacer una reinspección, pero que en la mayoría de los mercados no acatan recomendaciones que ellos brindan.

Los comerciantes, por su parte, aseguran que es necesario que estas deficiencias sean resueltas por los alcaldes, pues son ellos los que están a cargo de los mercados.

María Fuentes tiene 30 años de vender comida en uno de los mercados de San Miguel.

La mujer dijo que "nunca han colocado extintores en este mercado, eso nos hace vulnerables, sobre todo a nosotras que cocinamos dentro de las instalaciones", indicó la comerciante.

Dijo que "es urgente porque además estos mercados son viejos, con nada agarraría fuego y aquí los afectados, no sólo seríamos los comerciantes, sino además los compradores que a diario nos visitan", aseguró Fuentes.

La vendedora aceptó que las conexiones de energía eléctrica en el mercado migueleño son muy antiguas y que ellos son quienes han pagado para poder tenerlas.

Xiomara Iglesias, otra vendedora de comida de uno de los mercados de San Miguel, sostuvo que "nunca han puesto extintores de fuego, si han venido a ver y nos dan recomendaciones para el uso de las cocinas, pero nunca han dicho que pondrán esos aparatos", dijo.

Sostuvo que ya han pasado sustos y que de milagros no se han quemado. "Un día a una compañera se le explotó el cilindro de gas y se hace la gran llama, gracias a Dios que entre todas le pusimos unos trapos mojados para evitar se propagara, pero ahí nos hizo falta un extintor", aseguró.

Otra historia

En Usulután viven otra realidad, según indicaron los bomberos. Y eso se debe a que las centrales de abasto de la cabecera cumplen con los requerimientos mínimos de seguridad contra incendios.

Antonio Vázquez, jefe de la sección bomberil del departamento, dijo que "el mercado regional, el numero uno y dos de la cabecera, están dotados de extintores, bueno tienen hasta más de la cuenta. Hay algunas cosas que hay que irlas mejorando", aseguró.

Esa realidad dista del resto de mercados de la región.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación