Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El mercado de las nueces abre opciones a agricultores

Poco se aprovecha el mercado actual que es amplio a nivel local e internacional

Los árboles de macadamia son atractivos y en pocos años brindan excelentes cosechas que pueden ser bien aprovechadas. Foto EDH

Los árboles de macadamia son atractivos y en pocos años brindan excelentes cosechas que pueden ser bien aprovechadas. Foto EDH

Los árboles de macadamia son atractivos y en pocos años brindan excelentes cosechas que pueden ser bien aprovechadas. Foto EDH

La demanda de nueces a nivel mundial es mayor que la oferta existente, por lo tanto se vuelve un rubro promisorio al realizar cultivares y con la tremenda ventaja ante otro cultivar, de tener un tiempo de comercialización mucho más amplio, sin procesos o manejos especiales.

Destacan la macadamia, pepa de marañón y el nogal.

Estas tres especies productoras de fruto seco o sea nueces, permiten aprovechar desde la costa (Marañón trinidad), media altura (Macadamia) y las mayores alturas (nogal).

La demanda como un alimento saludable, nutritivo y versátil hace de las nueces un tentador rubro para los inversionistas visionarios. Las nueces las podemos consumir directamente, en postres, comida china, muy utilizadas en la cosmetología, son de las mejores fuentes energéticas, contienen proteínas completas de calidad similares a las de la carne, pescado o huevo.

El delicado sabor de las nueces de macadamia hace que sea un aperitivo muy apreciado como fruto seco, como ingrediente de chocolates, galletas, helados, postre, ensaladas, pasta y arroces. El aceite penetra en la piel, tiene una textura viscosa, con un olor agradable, es rico en acido oleicos, linoleicos y esteroles, que le generan las propiedades de calmantes y muy suavizantes. Aporta nutrientes a la piel del rostro para conservarla sana, hidratada, luminosa y bella.

El marañón, productor de una nuez ampliamente conocida como fruto seco, puede ser complemento excelente de una infinidad de platillos. Es un árbol que se desarrolla en las costas y zonas de media altura, se adapta perfectamente a todo tipo de terreno y topografía, aunque como todo frutal lo ideal es el suelo franco-arenoso.

La semilla de marañón posee propiedades energéticas que benefician las salud y evita la generación de otros males.

La nuez de marañón provee un alimento de carácter nutritivo, rico en proteínas, vitamina B y E, minerales como el hierro o el magnesio.

Las semillas de marañón son ricas en grasas mono saturadas que benefician la regeneración celular, además contiene acido glutámico que fortalece la memoria.

El vivero San Andrés brinda asesoría gratis para cultivar estas y otras especies. Llame al 23050871.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación