Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mejoras de calles en comunidad migueleña dividen a beneficiados

Salgado ofrece mejoras y directivos admiten división por causas infundadas Vecinos aseguran que la construcción afectó seriamente una calle que no será adoquinada

Los vecinos esperaban que se adoquinara la avenida Benedicto, porque así se los anunciaron, pero ahora les informaron que no lo harán. La gráfica muestra el estado actual de esa vía.foto edh / Francisco Torres

Los vecinos esperaban que se adoquinara la avenida Benedicto, porque así se los anunciaron, pero ahora les informaron que no lo harán. La gráfica muestra el estado actual...

Los vecinos esperaban que se adoquinara la avenida Benedicto, porque así se los anunciaron, pero ahora les informaron que no lo harán. La gráfica muestra el estado actual de esa vía.foto edh / Francisco Torres

SAN MIGUEL. Aunque los habitantes de la colonia Jucuapa se sienten agradecidos con el adoquinado de la calle principal, y de algunos pasajes, ese proyecto también vino a sembrar la cizaña entre la comunidad, que hoy está dividida.

Ese sabor agridulce tiene dos causas: la primera es que algunos lugareños piden que se mejore la avenida Benedicto y un pasaje que la une a la calle principal.

La segunda es que según un grupo de pobladores, a última hora se hizo un cambio en el proyecto para mejorar un pasaje frente a la casa de un directivo de la comunidad.

Por eso se quedó sin adoquinar el pasaje entre la calle principal y la avenida Benedicto. Es la raíz del problema.

A Celestino Ávalos, un vecino, nadie le saca de la cabeza que alguien está tratando de aprovecharse de este proyecto.

"Deberían de investigar si hubo dádivas", señala.

Explica que la calle les beneficia a todos, pero sostiene que muchos sospechan que "hubo cosas raras" en la forma en la que se decidió adoquinar el pasaje frente a la casa del directivo.

Ávalos afirma que una de sus hijas era parte de la directiva de la comunidad, pero que a raíz de esta discordia prefirió retirarse para no ser parte de esas "cosas raras".

Pero René Villafuerte, un miembro de la directiva, sostiene que el directivo al que acusan de favorecerse, no tiene la culpa de vivir muy cerca de la calle principal y que su casa esté situada en el pasaje que también fue adoquinado.

"No entiendo por qué esta gente tiene problemas por eso. Aquí hay muchos que no salimos beneficiados directamente y no nos quejamos", explicó Villafuerte.

El Diario de Hoy trató de hablar con otros directivos, pero no quisieron tocar el tema, aunque se notaba que algo les molestaba.

Ávalos dice que cuando el alcalde migueleño Wilfredo Salgado llegó a supervisar los trabajos le plantearon la discordia, pero no los atendió.

Salgado le dijo a este rotativo que desconocía la pugna y que no ha ido a la zona a ver los trabajos.

Una calle dañada

Para sazonar el problema, la avenida Benedicto, que es por donde pasan grandes correntadas de aguas lluvias, ahora se ha convertido en una ciénaga, debido a los escombros que la constructora dejó cerca de esa vía.

El adoquinado de esa calle y la introducción de aguas negras en casi toda la comunidad es financiado por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) a través del Programa de Fortalecimiento a los Gobiernos Locales (PFGL).

La inversión total es de 260,108 dólares y son fondos del FISDL.

En la unidad de comunicaciones de esa estatal afirmaron que ellos solo asignan los fondos y verifican que los proyectos se ejecuten bajo sus normativas.

Sostienen las fuentes de esa unidad de comunicaciones que es la alcaldía migueleña la que formuló el proyecto, hizo el proceso de selección del constructor y administra el proyecto, por lo que se desligaron del caso.

Pero Salgado dice no conocer el pleito que tienen los vecinos y afirma que "si el directivo vive en la calle principal es obvio que iba a salir beneficiado y no solo él se bañó en ese chorrito", dijo.

Salgado reitera que los beneficiados en esa comunidad son todos "porque en la mayoría de la comunidad de introdujeron las aguas negras".

Pero los vecinos insisten en que la avenida Benedicto debió haberse mejorado, porque es la que más descarga de aguas lluvias recibe y porque, además, quedará en peores condiciones de las que estaba antes de los proyectos.

El edil sostiene que si la vía queda dañada después del proyecto tiene solución.

"Podemos meterle una máquina para que la repare y podemos balastarla para que no se quejen por daños en la calle", aseguró Salgado.

De hecho una de las peticiones de quienes están molestos es que la comuna repare esa vía luego de que terminen el proyecto de adoquinado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación