Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mejicanos multará por botar basura en lugares no autorizados

La municipalidad inició con el cierre de botaderos a cielo abierto, que suman 35

En los 35 botaderos que serán clausurados, la comuna está sembrando árboles y plantas para hacer conciencia en los ciudadanos y no tiren los desechos.

En los 35 botaderos que serán clausurados, la comuna está sembrando árboles y plantas para hacer conciencia en los ciudadanos y no tiren los desechos.

En los 35 botaderos que serán clausurados, la comuna está sembrando árboles y plantas para hacer conciencia en los ciudadanos y no tiren los desechos.

SAN SALVADOR. Multas que van desde los $11.43 hasta $114.28 serán impuestas a los ciudadanos del municipio de Mejicanos por tirar los desechos sólidos en lugares no autorizados.

Con esa sanción, las autoridades de la alcaldía pretenden evitar que los habitantes lancen la basura en cualquier lugar y les genere botaderos a cielo abierto que después les cuesta controlar.

Aunque la aplicación de la Ordenanza Contravencional en la que se encuentran las multas es un poco tardía, dado a que el reglamento está vigente desde 30 de abril de 2011, la alcaldía pretende que los habitantes de su municipio tomen conciencia del problema de salubridad que se genera cuando lanzan los desechos en cualquier lugar.

Con eso se pretende eliminar los botaderos a cielo abierto, que con los graves problemas de basura que tuvieron las últimas cuatro semanas se les acumuló 35 de ellos.

Ayer cerraron el primero en calle a Mariona, cerca del punto de la Ruta 2, que acumulaba seis toneladas de basura en una extensión 18 metros.

El plan de la erradicación de basureros es parte de la estrategia de limpieza del municipio, el cual padeció de una gran insalubridad por un mes debido a los problemas internos que, con frecuencia, se dan entre la alcaldesa, Juana de Pacas, y su concejo.

La regidora, Yessenia Escoto, dijo que "queremos que la gente vea un Mejicanos diferente, en vez de basura queremos que vea microambientes", explicó.

En esas zonas, la alcaldía está creando parques y plantando árboles para que los habitantes se involucren en el cuido y la limpieza de sus colonias.

En los sitios a clausurar como basureros, la comuna está poniendo rótulos de prohibición, los cuales tienen escrito la multa que los residentes se harán acreedores de persistir con dicha conducta.

Entre otros grandes promontorios que aún se encuentran en el municipio está el de la calle Zacamil, calle al volcán y punto de la Ruta 2.

La comuna estima que clausurar todos esos lugares le llevará entre tres semanas y un mes, dijo la concejal.

Al problema de los desechos sólidos en el municipio, que se desbordó durante un mes, la comuna le está haciendo frente con los pocos camiones recolectores que posee.

Son únicamente diez los que tiene, pero han contratado cuatro más para darle respuesta al problema.

El gerente de la misma alcaldía, Álex Iraheta, explicó que para controlar esos lugares y no se vuelvan a convertir en basureros, el Cuerpo de Agentes Municipales estará vigilando y hará rondas en motocicletas.

De acuerdo con las estimaciones que ha efectuado la comuna, hacer la tarea de recolección con los camiones y su personal les ha permitido ahorrar costos.

Si hubiesen contratado alguna empresa para levantar y retirar la basura, estiman que habrían gastado 54 mil dólares por ese trabajo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación