Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más reos beneficiados en granja penitenciaria

Se pretende recibir a unos 500 privados de libertad más en la granja ubicada en Santa Ana

El programa Yo Cambio, impulsado por la Dirección General de Centros Penales, continúa generando buenos dividendos para los privados de libertad en la zona occidental.

Se espera que al menos unos 500 internos más del Centro Penal de Apanteos comiencen a gozar de los beneficios que este programa ofrece a través de las granjas penitenciarias

Actualmente son 110 privados de libertad los que trabajan en las actividades agrícolas de la granja ubicada en Santa Ana, la cual cuenta con un total de 50 manzanas de terreno y que según el director del penal de Apanteos, Orlando Molina, son suficientes para albergar a los nuevos beneficiarios.

"Hay espacio suficiente para llevar a cabo los trabajos agrícolas, pero también tenemos el espacio para el desarrollo de actividades industriales" dijo el director del reclusorio.

Los beneficiados con esta dinámica de trabajo son privados de libertad que se encuentran en fase de confianza, ellos tienen permitido visitar a sus familiares los fines de semana y poder acudir a sus hogares para atender una emergencia.

José Cornelio Mata es uno de los beneficiados con Yo Cambio. El considera que "la idea de trabajar aquí es poder lograr un objetivo a cambio de trabajo, queremos la libertad condicional".

Preparados

Actualmente en la granja se encuentran abriendo espacios para que los nuevos privados de libertad que lleguen tengan un lugar donde trabajar.

Se está construyendo un invernadero para la siembra de tomate, un tanque para la crianza de tilapias y se iniciará la construcción de al menos ocho aulas en donde recibirán clases teóricas de agricultura.

La meta de las autoridades de este centro penitenciario es poder albergar en buenas condiciones a mil 500 privados de libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación