Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

San Vicente

Más de mil alumnos sin agua en cinco escuelas de Tecoluca

El servicio lo brinda una ADESCO y fue suspendido hace seis meses.

Escuela Tecoluca

En la escuela de Santa Bárbara dicen que a veces cargan pipas con agua de río para la limpieza.  | Foto por Carlos Segovia

SAN VICENTE. Desde hace seis meses, cinco escuelas del municipio de Tecoluca  no cuentan con agua potable, y con ello se afecta a más de mil estudiantes.


El suministro fue suspendido  por la Asociación de Desarrollo Comunal Lempa Abajo, que es la administradora del proyecto de agua, bajo el argumento que hay falta de pago por parte de las escuelas.


Los padres de familia y docentes de  las comunidades Santa Bárbara, El Pacún, San Nicolás Lempa, San Bartolo y Lempa Abajo, aseguran que el cobro por el servicio de agua es excesivo y eso no ha permitido cancelar los recibos que llegaban con más de 100 dólares de cobro al mes.


La situación mantiene en vilo a los padres que temen por salud de los estudiantes que pasan todo el día en los centros de estudio, sin tener agua para su consumo.

María Alvarado, madre de familia de la escuela Santa Bárbara, sostuvo que “nos preocupa que los niños se vayan a enfermar porque no tienen agua para lavarse las manos cuando comen, o porque no pueden limpiar los baños”.

La madre  indicó que la administradora del servicio debería  tener consideración para con los centros educativos por tratarse de sitios donde se congregan cientos de infantes, por lo tanto el agua es imprescindible diariamente.


Ana Belloso, otra madre de familia,  sostuvo que “no es posible que los niños no tenga agua en sus escuelas, estos lugares necesitan el agua para la limpieza de los salones, preparar alimentos, limpiar baños, pues de lo contrario, se pone en riesgo la salud de los infantes”.


En la escuela del cantón Santa Bárbara hay matriculados 200 estudiantes  en 10 secciones y se atienden a niños desde parvularia hasta noveno grado.


El último recibo de cobro de agua  llegó por un valor de  568 dólares, cifra que indicaron las autoridades de la escuela no pueden cancelar, pues sus ingresos en presupuesto no alcanza.


Otra de las escuelas afectadas es la del cantón San Nicolás Lempa, ahí los más de 300 estudiantes tampoco tienen agua para el consumo.
La directora del centro de estudios, Concepción Portillo, dijo que “desde enero no tenemos el servicio, porque los cobros son muy altos y la institución no puede asumir esos costos; además el ministerio (de Educación) prohibe pedir dinero a los padres, por eso tampoco podemos exigirles para que nos ayuden”.


Mencionó que han tratado de llegar a acuerdos con la administradora del proyecto, pero se han negado.
Sostuvo que inicialmente pagaban un poco más de 13 dólares mensuales, pero luego les indicaron que el consumo era muy alto y que les cobrarían por metro cuadrado, y efectivamente lo hicieron.


Por ello, los recibos se han incrementado en su valor.


Narciso Aguirre, padre de familia, aseguró que “los afectados no son los maestros, los realmente afectados son nuestros hijos que no tienen agua y que ponen en riesgo su salud, porque no pueden tomar agua, lavarse las manos y consumir sus alimentos cocinados con agua limpia”.


Los padres aseguran que como medida para palear la situación ponen agua a sus hijos, pero esa no es suficiente.


Para cocinar los alimentos los responsables familiares llevan agua de sus casas.


Angélica García, presidenta de la administradora  de agua, sostuvo que “el reglamento que tenemos indica que quién no paga por dos meses se le corta el servicio, eso fue lo que ocurrió con estas escuelas”.


Señaló que “no conectaremos mientras no paguen”, dijo García, dejando claro que la única forma que las escuelas tengan agua es pagando.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación