Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Más allá del Horizonte" favorece a más de 20 mil personas

El ejercicio humanitario es ejecutado por el Ejército de los Estados Unidos en conjunto con Fuerza Armada de El Salvador

La embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés, clausuran el ejercicio. foto edh

La embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés, clausuran el ejercicio. foto edh

La embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés, clausuran el ejercicio. foto edh

Más de 20 mil personas fueron beneficiadas con la construcción de cinco obras comunitarias y campañas médicas, durante el décimo tercer ejercicio de ingeniería militar y asistencia médica, denominado "Más allá del Horizonte 2015", que impulsó el Comando Sur del Ejército de EE. UU. con el apoyo de la Fuerza Armada salvadoreña.

La clausura del ejercicio humanitario se llevó a cabo en el centro escolar del cantón Estanzuelas, de Quezaltepeque, a la cual asistieron la embajadora de Estados Unidos en el país, Mari Carmen Aponte, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés.

"Les damos las gracias por dejarnos las instalaciones de la escuela muy bonitas, esperamos conservarlas así, como nos las han entregado, lo más que nosotros podamos, que Dios los bendiga a cada uno de los contribuyentes", dijo Francis Morán de Osorio, directora del referido centro escolar.

Para la construcción de los cuatro proyectos y las jornadas médicas, los militares estadounidenses necesitaron de dos meses y 15 días.

"Nuestros ejércitos (Estados Unidos y El Salvador) junto con los de Colombia, Brasil, Chile y Canadá; han compartido trabajo duro y han compartido también aprendizaje", dijo Aponte, quien agregó que, "en total, los soldados en el terreno construyeron cuatro escuelas y un laboratorio; así como realizaron cuatro campañas médicas en las que más de 20 mil personas fueron atendidas".

Para la construcción de las cuatro obras comunales y las jornadas médicas y veterinarias, el Gobierno de Estados Unidos invirtió 9.8 millones de dólares.

Entre las obras construidas se destacan 15 aulas para albergar decenas de estudiantes de los centros escolares Arnulfo Castro, en Chalchuapa, Santa Ana; Nuevo Consumidero, de San Juan Opico; y cantón Estanzuelas, de Quezaltepeque. Estos dos últimos en el departamento de La Libertad. También se construyó un local para que funcione el laboratorio clínico de la Unidad de Salud de San Juan Opico. "Estar aquí, donde hace escasamente tres meses estos edificios eran un rayo de esperanza, en realidad es muy especial para mí", dijo Aponte.

Con relación a la asistencia sanitaria, los militares estadounidenses y salvadoreños atendieron a más de 20 mil personas que requerían de los servicios de medicina general, y de odontología. Estas jornadas médicas se hicieron en los municipios de Chalchuapa, Ciudad Arce, San Juan Opico y Nejapa.

"Este ejercicio de asistencia humanitaria es una actividad de suma y de una larga tradición de apoyo y cooperación entre dos países amigos y sus Fuerzas Armadas, que han beneficiado a importantes segmentos de nuestra población más necesitada a lo largo y ancho de nuestro país", dijo Munguía Payés, quien agregó que "estamos especialmente eternamente agradecidos".

En el ejercicio humanitario participaron 150 integrantes de la Fuerza de Tarea San Andrés, de la Fuerza Armada salvadoreña.

Pero la ayuda no solo abarcó a los más de 20 mil beneficiarios de los departamentos de La Libertad, Santa Ana, y San Salvador, sino que también se realizaron jornadas veterinarias en las que hubo vacunación de más de 12,000 semovientes y cerdos.

Este tipo de ejercicio humanitario, que impulsan los ejércitos de Estados Unidos y El Salvador desde 1993, busca mejorar la infraestructura comunitaria como escuelas, centros de salud, servicios sanitarios en aquellos municipios donde las comunidades requieren de una mejor atención educativa y médica.

Este esfuerzo binacional se viene desarrollando desde 1993 con el nombre de "Fuertes Caminos", pero a partir de 1998 se le cambió al nombre de "Nuevos Horizontes" y desde 2011 se le llama "Más allá del Horizonte".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación