Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 1,300 pacientes se quedan sin consulta por protesta sindical

No hubo consulta externa ni cirugías para presionar por la destitución del director

La consulta externa fue la más afectada y los pacientes deberán de llegar ella el próximo lunes. Foto edh / ARCHIVO

La consulta externa fue la más afectada y los pacientes deberán de llegar ella el próximo lunes. Foto edh / ARCHIVO

La consulta externa fue la más afectada y los pacientes deberán de llegar ella el próximo lunes. Foto edh / ARCHIVO

SANTA ANA. La atención de la consulta externa y las cirugías que se realizarían ayer a más de mil 300 pacientes en el hospital San Juan de Dios, de Santa Ana, fueron suspendidas por las protestas que mantiene desde el pasado martes hasta la fecha el Sindicato General de Empleados de la Salud (Sigesal).

Fuentes del nosocomio afirmaron que un paciente identificado como Ricardo Emilio Funes, de 65 años, falleció en el referido hospital, en el cuarto día de paro laboral impulsado por el sindicato de trabajadores de Sigesal, exigiendo la destitución del director.

Las fuentes indicaron que el paciente se mantenía ingresado en el área de Servicio de Medicina Hombres con un cuadro de insuficiencia renal crónica y requería el traslado del sexagenario a una clínica privada local para realizarle una tomografía axial.

Sin embargo, cuando Funes era trasladado en ambulancia a la clínica, las puertas del San Juan de Dios no fueron abiertas para que el vehículo pudiera salir. El paciente falleció la mañana de jueves.

En total ayer se perdieron el 100 por ciento de la consulta externa, 500 recetas a pacientes con enfermedades crónicas (diabetes, epilepsia, hipertensos) no fueron entregadas, se dejaron de realizar 24 cirugías, 24 ultrasonografías obstétricas, entre otros. A la fecha, más de 1,500 pacientes han sido perjudicados.

La protesta generó descontento entre los usuarios, ya que algunos llegaron de municipios lejanos a la cabecera departamental.

Amanda Castaneda, de 73 años, salió a las 5:00 de la mañana de Metapán, al norte del departamento, para la contestación de varios exámenes, entre ellos de sangre y riñón.

Pero no le valió de mucho madrugar, ya que no se le permitió el ingreso al centro asistencial.

La única respuesta que recibió de los sindicalistas fue que debía de regresar el lunes para reprogramar la cita.

La medida de presión no afectó otras áreas hospitalarias, como emergencias, maternidad, neonatos, Cuidados Intensivos y la entrega de medicamentos.

Pero el secretario de Sigesal en Santa Ana, Miguel Aguirre, expresó que analizarán otros departamentos que podrían resultar afectados si no les atienden sus peticiones.

El lunes y martes sólo evitaron el ingreso a sus oficinas al personal administrativo, sin afectar al usuario.

La reducción de labores progresivas que impulsa el sindicato se debe a la sanción de cinco días sin goce de sueldo a siete empleados que en junio pasado también participaron en una protesta similar.

Mal manejo de fondos

Miguel Aguirre pidió a las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) que destituyan al director de dicho centro médico, Ramón Ábrego, por mal manejo de fondos.

Ejemplificó, sin precisar fallas, que el hospital adquirió en 2013 equipos laparascópico y de anestesia que resultaron defectuosos.

Mientras que el secretario de organizaciones de Sigesal, Lisandro Baires, también denunció que el plantel médico pagó a una doctora un vuelo en clase económica hacia México por valor de $1,150 y, a la fecha, se desconoce el tipo de misión a la que la enviaron.

Además, de comprar forros y alfombras por $508.50, los cuales consideran que son gastos innecesarios viendo las necesidades que tiene el nosocomio.

También cuestionó que se compre accesorios para un microbús que fue adquirido este año para el traslado de personal.

"Necesitamos que los recursos sean mejor utilizados a favor del paciente", dijo Baires

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación