Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 100 familias aisladas por caída de puente peatonal

La crecida del río La Vega arrastró el puente y dejó sin paso a los residentes de la zona

El edil asegura que por la época lluviosa es difícil meter maquinaria para poder reparar el puente. foto edh /lucinda quintanilla

El edil asegura que por la época lluviosa es difícil meter maquinaria para poder reparar el puente. foto edh /lucinda quintanilla

El edil asegura que por la época lluviosa es difícil meter maquinaria para poder reparar el puente. foto edh /lucinda quintanilla

SAN MIGUEL. Las fuertes tormentas registradas hace dos semanas dejaron sin paso peatonal a más de 100 familias que residen en los caseríos La Vega, El Tule y La Majada, del cantón Las Mesas en el municipio de Sesori.

Las tormentas generaron, según testigos, una correntada sobre el río La Vega que se pasó llevando árboles, rocas y por lo menos tres puentes colgantes de la zona que eran los que permitía la conectividad de comunidades.

Ahora los habitantes se ven obligados a introducirse al río para cruzar y llegar desde sus comunidades hasta el centro de la ciudad de Sesori.

En su defecto deben partir hacia el municipio de Ciudad Barrios para poder hacer sus compras.

Armida Villanueva es una profesora que labora en el caserío La Vega. Viaja desde el centro de la ciudad de Sesori a diario.

Explicó que "desde que se cayó el puente debo meterme con todo y zapatos al río para llegar a mi lugar de trabajo".

Agregó que como ella hay por lo menos unas 40 personas de la zona que prefieren arriesgarse a cruzar el río que dar una enorme vuelta para llegar a Ciudad Barrios.

"La gente prefiere arriesgarse cruzando el río porque tiene necesidad de salir a hacer sus mandados", sostuvo Villanueva.

En esta época la situación se torna más complicada, pues cuando llueve el río se crece y temen que una corriente los pueda arrastrar, sobre todo a los niños que pasan por el lugar para ir a las escuelas.

"Son unos seis estudiantes que a diario pasan de La Vega a La Majada y viceversa. Algunos de ellos no tienen más de 12 años y es peligroso que crucen el río", dijo la maestra.

Asegura que cuando está lloviendo en otras zona del municipio o acaba de llover en la comunidad esperan hasta tres horas para poder cruzar el río o deben quedarse a dormir del otro lado porque es peligroso.

Lo más lamentable es que la época lluviosa aún no termina y temen que ocurra una desgracia.

El alcalde de la localidad, René Portillo, conoce sobre el problema y asegura que la situación de las comunidades es difícil, pues se trata de un paso que les permite conectarse con el centro de la ciudad.

"Lo más lamentable es que en el caso de la comunidad La Vega, la corriente arrasó incluso con las bases del puente colgante, es decir debemos construirlo todo de nuevo", dijo Portillo.

Agregó que para poder repara los daños de las infraestructuras en la zona por las fuertes tormentas deberán invertir no menos de 20 mil dólares.

"Tendremos que esperar que pase la lluvia para poder meter máquinas, porque el paso en la zona es difícil, además debemos hacer una gran inversión para reparar los puentes peatonales y la cancha de la comunidad La Vega que también quedó destruida por la corriente", dijo el edil.

Los habitantes ya han conversado con el edil, y aunque tienen esperanza de que les harán un nuevo puente temen que esto no sea resuelto antes de finalizar el invierno.

El funcionario indicó que realizará gestiones con el Ministerio de Obras Públicas para ver si lo apoyan en la reparación de pasos peatonales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación