Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Marejada deja 30 mil dólares en pérdidas a los salineros

Salineros tenían lista su producción para sacarla al mercado y marejada la destrozó

Las sal que estaba lista para la comercialización se perdió y, con ella, miles de dólares. fotos edh / insy mendoza

Las sal que estaba lista para la comercialización se perdió y, con ella, miles de dólares. fotos edh / insy mendoza

Las sal que estaba lista para la comercialización se perdió y, con ella, miles de dólares. fotos edh / insy mendoza

LA UNIÓN. Más de 30 mil dólares en pérdidas registraron varias salineras del municipio de San Alejo, luego que una marejada destruyó toda su producción, misma que ya estaba lista para ser comercializada.

Esto provocó que se desperdiciara el producto y ocasionara daños en las bordas de protección.

Según los salineros afectados, el oleaje fue fuerte y la marea entró con potencia al estero destruyendo barandales, algunas hectáreas y la producción.

Mauricio Castro es uno de los propietario afectados, su productora se encuentra en el caserío El Rico del cantón Mogotillo de la jurisdicción de San Alejo y su pérdida sobre pasa los 12 mil dólares.

Dijo que con la llena, la fuerza del agua provocó que el plástico se levantará y que las 226 bandejas donde se procesa la sal quedarán vacías.

Perdió toda la producción, que en promedio rondaba los tres mil quintales de sal.

A Castro se suman al menos cuatro salineros de la zona de Los Jiotes, quienes perdieron producción en unos casos, mientras que en otros deben invertir entre tres y cinco mil dólares cada uno en reparar las bordas de protección, según el estimado que hace Julio Flores, presidente de la Asociación de Productores de Sal de la Bahía de La Unión.

"Si no reparan las bordas dañadas, en la próxima marea, por pequeña que sea, va destruir la producción", dijo Flores. Agregó que son más de 105 salineros los que pertenecen a la asociación, pero que de ellos, sólo fueron afectados los que se ubican en El Rico y Los Jiotes.

Sobre el tema, Castro dijo que todo el trabajo que realizaron de octubre a febrero fue destruido por la marejada en cuestión de días.

"Fueron meses de grandes inversiones y trabajo para perderlo en tres días con esas repuntas, no las esperábamos así de esa magnitud, siempre esperamos varias repuntas antes de la luna llena, pero en esta ocasión fueron grandes", agregó Castro.

Cándido Fuentes trabaja en la salinera de Mauricio Castro, manifestó que ya empezaron a hacer la limpieza general, porque los plásticos que se utilizan en las bandejas se han tenido que lavar porque todo quedó lleno de lodo.

"Todo se dañó y eso significa hacer trabajos de unos 22 días para reforzar la borda, estirar los plásticos y triplicar el número de trabajadores", explicó.

Fuentes aclaró que algunos de los salineros de la zona de los Jiotes que fueron afectados han expresado que no se levantarán de las pérdidas.

Agregan que desde hace varios años han pedido al gobierno ayuda con créditos y con la condonación de pagos e intereses a las comunas donde funcionan salineras, así como al Ministerio de Hacienda.

Reiteran que trabajan con créditos y esa es una de las grandes preocupaciones que ahora afrontan.

Tienen varios años de realizar esa solicitud para que los apoye con el tema de los préstamos, pero que además sean intereses bajos como en el caso de los agricultores.

Cooperativa

Formaron una cooperativa de salineros con el objetivo que el gobierno les de líneas de créditos a bajos interés, pero aún no lo han logrado respuesta.

Desde el 2013, la Asociación de Salineros lucha por lograr que las alcaldías de San Alejo, Pasaquina, La Unión y Conchagua les supriman los impuestos mensuales en concepto de producción de sal.

Piden además la nulidad del impuesto de 57.14 anual que pagan al Ministerio de Hacienda.

El sector se ha reunido en dos ocasiones con el gabinete departamental, en octubre y noviembre de 2013, pero a la fecha no tienen respuesta a sus peticiones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación