Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mal estado de los hidrantes pone en riesgo a santanecos

Muchos están obsoletos. Los que sirven, no tienen la suficiente presión de agua

De los 340 hidrantes que están distribuidos en toda la ciudad de Santa Ana, apenas funcionan 195, pero sin la presión adecuada. El resto ya culminó su vida útil.

De los 340 hidrantes que están distribuidos en toda la ciudad de Santa Ana, apenas funcionan 195, pero sin la presión adecuada. El resto ya culminó su vida...

De los 340 hidrantes que están distribuidos en toda la ciudad de Santa Ana, apenas funcionan 195, pero sin la presión adecuada. El resto ya culminó su vida útil.

SANTA ANA. El Cuerpo de Bomberos de la ciudad prepara el lanzamiento del tradicional Plan Belén, que busca garantizar el bienestar de la población durante el desarrollo de las fiestas de fin de año.

Sin embargo, en esta ocasión, los bomberos reconocen estar listos a medias. El problema, reveló uno de los miembros del cuerpo de bomberos, Mauricio Álvarez, es que tienen que lidiar con el mal estado de los hidrantes y la falta de presión de agua en los mismos.

Según Álvarez, para que cada uno de estos aparatos funcione correctamente debe tener asignadas por lo menos 60 libras de presión y los existentes poseen un promedio de 15 a 40 libras cada uno.

"El problema con los hidrantes en Santa Ana es que funcionan a través de una red combinada. Las mismas tuberías que suministran el agua potable a las colonias, son las que dirigen el agua a los hidrantes", explicó.

Añadió que muchos de las herramientas ya caducaron su vida útil.

La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), a través de la unidad de comunicaciones, explicó que en el municipio hay un total de 340 aparatos, de los cuales apenas 195 están en buen estado. El resto (145) se encuentra fuera de servicio.

Aunque se les pidió conocer las razones por las cuales no tienen la presión adecuada, dijeron que, al momento, no tenían disponible dicha información.

Álvarez explicó que como parte del plan de seguridad de fin de año, ellos ya giraron notificaciones a la autónoma y a la municipalidad, para que se trabaje de manera conjunta en la solución de éste y otros problemas, en aras de estar listos ante cualquier eventualidad.

Respecto a los recursos con los que cuenta la institución, el bombero detalló que por el momento son suficientes para atender cualquier tipo de emergencia.

"Hoy tenemos a nuestra disposición una moto bomba y un tráiler que tienen la capacidad de sofocar un incendio de grandes proporciones. En cuanto a nuestro equipo, podemos decir que todavía esta en condiciones para trabajar, aunque en un futuro si se tendrá que hacer una inversión en nuevos trajes", señaló.

Sin embargo, el 5 de mayo de 2010, un incendio que consumía una de las más antiguas peleterías de la ciudad, Pitutas, dejó en evidencia las deficiencias para atender una emergencia de gran envergadura.

En esa ocasión, los bomberos intentaron conectar las mangueras en dos bocas de riego ubicadas cerca del negocio; pero ninguna tenía la presión de agua necesaria.

Esto hizo que el trabajo se retrasara y los obligó a pedir ayuda a las subestaciones de la institución en la región occidental, e incluso al cuartel central en San Salvador.

Ante esto y, según registros de este rotativo, la última vez que la autónoma realizó cambio de estos aparatos fue en noviembre del año pasado.

Para entonces, se realizó la sustitución de 10 hidrantes que ya se encontraban obsoletos por el paso del tiempo y que también tenían un mal funcionamiento.

"Yo no quiero ni imaginarme qué pasaría si hubiera un incendio en uno de estos lugares donde venderán pólvora", dijo Carlos Ascensio, santaneco consultado.

Los lugares autorizados para la venta de juegos pirotécnicos son el parque Colón, la acera de la ex escuela José Mariano Méndez; y la esquina frente a una venta de colchones, en el centro del municipio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación