Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán

Luz y colorido en el Día de los Farolitos

Al menos tres ciudades ahuachapanecas  viven esta tradición con la que se recuerda el nacimiento de María

Tradición

Las calles de Ahuachapán fueron adornadas anoche con faroles de colores. | Foto por elsalv

OCCIDENTE. Apaneca, Concepción de Ataco y Ahuachapán recibieron a miles de turistas en el tradicional Día de los Farolitos, con lo cual los lugareños celebran la víspera del nacimiento de la Virgen María.

De todo
Las casas particulares fueron adornadas con faroles que son elaborados con reglas de madera, clavos, papel celofán, almidón y candelas.

Estas últimas son encendidas cuando la noche inicia. Ese es el principal atractivo de esta celebración.

Las instituciones, principalmente en la cabecera departamental, elaboraron estructuras más complejas, como réplicas de edificios de la localidad entre ellas el Arco Durán, fachada del Destacamento Militar No 7, Nacimiento de la Virgen Niña.

Las bandas musicales de diferentes instituciones dieron el toque artístico. Entre ellas estaba la del Instituto Nacional Alejandro de Humboldt y del Colegio Josefino.

En el municipio de Ahuachapán fue declarada esta tradición como Patrimonio Cultural Inmaterial de El Salvador. Esto por la Asamblea Legislativa, de acuerdo al decreto 783 con fecha de emisión del 22 de agosto de 2014.

La directora de la Casa de la Cultura de Ahuachapán, Lucía Acuña, expresó que hay dos versiones sobre el origen de esta tradición, la religiosa que se refiere a la víspera del nacimiento de la Virgen María, es la más aceptada entre la población.

La otra indica, de acuerdo a otras fuentes, que inició luego de un terremoto que ocurrió en 1850 y que obligó a las personas a alumbrarse con farolitos tras perder sus casas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación