Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ludoteca fundación Kriete cumple 10 años de ayuda a hospital Bloom

Durante el tiempo de ejecución del programa han beneficiado a más de 60 mil niños

Ludoteca Bloom

Edgardo Flores, de Funipri; Roberto Kriete, y Celina de Kriete, de la fundación Gloria de Kriete; Guillermo Torres, del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, junto a voluntarios. | Foto por Lissette Monterrosa

Edgardo Flores, de Funipri; Roberto Kriete, y Celina de Kriete, de la fundación Gloria de Kriete; Guillermo Torres, del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, junto a voluntarios.

En el marco de la celebración de los diez años de la fundación Gloria de Kriete, se realizó el encuentro de visibilidad de la Ludoteca Hospitalaria Gloria de Kriete, ubicada dentro del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom. Este es un programa permanente ejecutado por la fundación La Niñez Primero, Funipri.

La labor que inició en el año 2005, en las especialidades de ortopedia y oncología, se realiza con el objetivo de transformar la realidad de los niños por momentos de alegría, junto a los padres de familia, para enfrentar diferentes padecimientos o pérdidas.

El programa desarrolla diferentes actividades lúdicas con los pacientes en el hospital, con la finalidad de facilitar su tratamiento, a través de juegos y dinámicas que funcionan como herramientas de cambio, apoyo y felicidad para los niños hospitalizados y sus padres.
Desarrollo

“Esta mañana estamos llevando a cabo la celebración de los diez años de la fundación Gloria de Kriete, y uno de los programas permanentes es la Ludoteca Hospitalaria, que se lleva a cabo acá en el hospital de niños.  Comenzamos llevando terapias lúdicas a dos especialidades, ahora estamos ya en once especialidades, que es la mitad del hospital,” dijo Celina de Kriete, directora ejecutiva de la fundación Gloria de Kriete.

Agregó que a diferencia de otras ludotecas donde los niños tienen que desplazarse hasta el lugar, en el programa del hospital las terapeutas van hasta las camas de los niños , donde llevan libros y juguetes.

Hasta el momento han atendido a más de 60,000 niños durante los diez años, con el apoyo de más de 1,200 voluntarios estudiantes de diferentes universidades del país, de las carreras de psicología, educación, fisioterapia, terapia ocupacional, administración, mecatrónica, mercadeo, diseño gráfico, y laboratorio clínico.

A través de un diagnóstico que inicia con la edad del paciente, evalúan las necesidades y características para seleccionar la terapia más adecuada para cada uno de los niños ingresados.

“Cuando yo vengo aquí y veo el trabajo que ellos hacen, me ilumina, me da satisfacción saber que por lo menos con un poquito estamos  ayudando a mejorar el sentimiento y la recuperación de tantos niños enfermos que hay aquí en el hospital.” manifestó Roberto Kriete, presidente de la fundación Gloria de Kriete.

Además indicó que el hospital abrió las puertas  a este programa de forma extraordinaria, y que el trabajo entre Funipri, el hospital y la fundación se ha llevado a cabo con una relación más que cordial para dispensar amor a los niños.

Algunas de las terapias realizadas a pacientes son musicoterapia, globoflexia, arteterapia, cuenta cuentos y risoterapia, dinámicas dirigidas por el equipo de Ludotecarios profesionales en sicología, fisioterapia y educación.

El equipo de ludotecarios cuenta con formación en Tanatología (conocimientos sobre la muerte, causas y consecuencias), y se mantiene ampliando sus conocimientos para abordar a pacientes en etapa crítica y a sus familias.

También han participado en congresos de Ludotecas internacionales, cursos de payaso terapéutico, clínica del dolor y cuidados paliativos  del hospital, capacitaciones sobre duelo, inteligencia emocional, y liderazgo.

“Nosotros no bloqueamos los sentimientos, la idea es liberar todo ese sentimiento. También involucramos a los padres en las actividades porque ellos son parte importante en la recuperación de los niños.” dijo Edgardo Flores, director de Funipri

Los ludotecarios acompañan a los padres en las etapas críticas de las enfermedades de sus hijos, desde los diagnósticos de fase terminal o amputaciones, con técnicas de duelo anticipado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación