Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Lucha por los demás" marcó vida de futuro beato Don Álvaro del Portillo

El Papa Francisco aprobó que sea elevado a los altares tras comprobarse que, por su intercesión, un niño fue sanado de una malformación cardiaca

Emilia de Guerrero, directora de Siramá; Alejandra Padilla, Alfredo Vela, director de Prensa de Opus Dei, y Roberto Gómez, director del colegio Citalá. fotos edh / Jorge ReyesDonantes y beneficiarios de los programas que desarrolla Opus Dei disfrutar

Emilia de Guerrero, directora de Siramá; Alejandra Padilla, Alfredo Vela, director de Prensa de Opus Dei, y Roberto Gómez, director del colegio Citalá. fotos edh / Jorge ReyesDonantes...

Emilia de Guerrero, directora de Siramá; Alejandra Padilla, Alfredo Vela, director de Prensa de Opus Dei, y Roberto Gómez, director del colegio Citalá. fotos edh / Jorge ReyesDonantes y beneficiarios de los programas que desarrolla Opus Dei disfrutaron del documental.

"Ser hermanos implica vivir fraternalmente y siempre estar atentos a las necesidades de los más débiles...".

Estas palabras resumen el trabajo misionero de Don Álvaro del Portillo, quien fue sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer en la Prelatura del Opus Dei y será elevado a los altares como Beato el próximo 27 de septiembre.

La vida de este hombre de Dios ha sido recogida en el documental "Trabajar por los demás", que fue presentado el martes, ante cientos de salvadoreños, por la Prelatura Opus Dei como antesala de la beatificación de Don Álvaro, que se efectuará en Madrid, España, su tierra natal.

La videocinta, dirigida por el argentino Juan Martín Ezratty, es una recopilación de diez personajes latinoamericanos que lucharon por cumplir sus sueños y labrarse un nuevo futuro.

Desde Guatemala hasta Argentina, los protagonistas relatan sus altibajos, de los cuales lograron salir gracias al apoyo e instituciones solidarias, asistenciales y educativas impulsadas por Don Álvaro del Portillo, también llamado el "Ingeniero de los caminos de Dios".

Según el ingeniero Alfredo Vela, director de Prensa de Opus Dei en El Salvador, el objetivo del documental es dar a conocer el trabajo del futuro Beato a través de estos testimoniales.

"Estas diez historias dan esperanza para un cambio de vida. Don Álvaro del Portillo tenía una pasión por ayudar a los demás y es un ejemplo a seguir", enfatizó Vela.

Para la Prelatura del Opus Dei, la promoción de proyectos sociales en América Latina abre nuevas oportunidades de superación para niños, hombres y mujeres.

En nuestro país programas como Únete, Proyecto Litoral, Uno a Uno, Prosam y Sirama, entre otros, son los que han llevado esperanza a miles de salvadoreños.

Su beatificación

Don Álvaro subirá a los altares de la Iglesia Católica, tras probarse un milagro por su intercesión: la sanidad de José Ignacio, un recién nacido que batallaba con una malformación cardíaca. Sus padres buscaron la intercesión de Don Álvaro ante Dios y, después de una cirugía y múltiples crisis, el pequeño sanó.

Ahora es un saludable niño de 11 años y sus progenitores lo consideran un regalo de vida de Dios y la intercesión de Don Álvaro.

El cuerpo del futuro Beato reposa en la cripta de la Iglesia Prelaticia de Santa María de la Paz, en Roma, y será trasladado a la Basílica de San Eugenio para facilitar la afluencia de los creyentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación