Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los pasos de Jesús en la Vía Dolorosa del Calvario

Meditar las estaciones que vivió Jesús es una de las acciones que busca la iglesia católica en este tiempo. "Vía crucis" viene del latín "Camino de la cruz"

El vía crucis es una devoción centrada en los misterios que vivió Jesús en su camino al Calvario, cada paso marcado por el dolor, por la pesada cruz y el sufrimiento.

La Iglesia católica hace un llamado a su feligresía a meditar y contemplar las estaciones que del Pretorio al Calvario representan los episodios más notables del sacrificio del Nazareno.

La difusión del ejercicio del vía crucis ha estado muy vinculada con la orden franciscana, pero no fue San Francisco quien lo instituyó tal como lo conocemos, sino que desarrolló la devoción a la humanidad de Cristo y en particular a los misterios de Belén y del Calvario, que culminaron en su experiencia mística en la estigmatización del Alverna.

El vía crucis consta de 14 estaciones; cada una de las cuales se fija en un paso o episodio de la pasión del Señor. A veces se añade una decimaquinta, dedicada a la resurrección de Cristo.

En la práctica de este ejercicio, las estaciones tienen un núcleo central, expresado en un pasaje del evangelio o tomado de la devota tradición cristiana, que propone a la meditación y contemplación uno de los momentos importantes de la pasión de Jesús.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación