Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los héroes anónimos de las fiestas

41,118 personas participan en el Plan Belén 2013 que busca salvaguardar la protección de los salvadoreños durante las fiestas. Son voluntarios y trabajadores asalariados que, mientras usted celebra, están cuidándolo.

Los héroes anónimos de las fiestas

Los héroes anónimos de las fiestas

Los héroes anónimos de las fiestas

Más de 41 mil personas pertenecientes a entidades de servicio permanecen en emergencia desde el pasado 22 de diciembre y hasta el dos de enero, protegiendo la vida de los salvadoreños durante las fiestas, y salvando más de una.

Se trata de médicos, policías, enfermeras, bomberos, socorristas, conductores de ambulancias y otros, que apostados en sus lugares de trabajo atienden cualquier tipo de eventualidad.

Están también los que, la madrugada del 25 de diciembre y el 1 de enero, preparados con escoba en mano se disponen a devolverle a la ciudad un rostro más limpio, luego de que toneladas de basura quedan dispersas por las calles.

La mayoría de estos trabajadores están distribuidos en turnos de 24 y hasta 48 horas, y muchos han laborado en Navidad o estarán de turno mañana 31 de diciembre cuidando, desde los bienes personales, el tráfico, y por supuesto a las personas.

Son hombres y mujeres, padres de familia, hermanos o hijos, que celebran las fiestas con su uniforme.

Salvadoreños que no logran dar los abrazos sus familiares y que casi nunca participan de las festividades porque las emergencias nunca se detienen.

Esta es solo una muestra de un grupo de ellos que, como héroes anónimos, durante las noches de Navidad y de Año Nuevo trasladan enfermos, salvan decenas de vidas, asisten en accidentes de tráfico, limpian la ciudad y hasta ayudan a traer niños al mundo. Son personas que hacen su trabajo sin esperar nada a cambio. ¡Gracias a todos por su labor!

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación