Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lluvias provocan que ríos se desborden en zona oriental

El río Goascorán se desbordó e inundó patios de varias viviendas en Pasaquina

Candelaria de La Rompisión, pasaquina, inundadas por el río Goascorán

Los ríos Goascorán y Grande registraron aumentos de caudal, mientras que en Lislique hubo deslizamientos de tierra. | Foto por Cortesía

Los ríos Goascorán y Grande registraron aumentos de caudal, mientras que en Lislique hubo deslizamientos de tierra.

ORIENTE. El desbordamiento del río Goascorán en cantón Piedras Blancas de Pasaquina, La Unión, así como el  desbordamiento del río Grande de San Miguel en la zona de cantón La Canoa, son los primeros estragos que ha causado la onda tropical que afecta el país desde ayer.  

A eso se suma desprendimientos de piedra en la zona de Lislique, La Unión.

Las lluvias provocaron la crecida del río Goascorán, al punto de desbordarse en la zona de Candelaria de la Rompisión y anegar los patios de varias de las viviendas. 

Pobladores de la zona informaron a El Diario de Hoy que el afluente anegó sus casas desde horas de la mañana y la situación se mantuvo a lo largo del día.

Ana Julio Álvarez, dirigente comunal de Candelaría de la Rompisión, aseguró a El Diario de Hoy que “el río se desbordó y nos ha inundado las casas que están más cerca, pero sin generar mayores problemas”.

Armando Benítez, director de Protección Civil departamental de La Unión, aseguró que hasta las 3:00 de la tarde no tenía informes de lo sucedido en Piedras Blancas, pero que tras verificar la zona de Lislique, en donde hubo deslizamientos de piedra, se desplazaría a la zona donde el Goascorán se desbordó.

Sobre los derrumbes en Lislique, aseguró que ocurrió en el cerro La Guara y dejó incomunicada una calle secundaria de la zona. 

Agregó que hay 20 viviendas ubicadas en los alrededores de donde se dio el desprendimiento, pero que no corren riesgo.

También en la zona de Barrancones, siempre en Pasaquina, el Goascorán asustó a sus residentes, pues el aumentó de nivel amenazó con desbordarlo.

Mientras que en San Miguel, Ricardo Canales, director departamental de Protección Civil, confirmó que durante la mañana de ayer, el río Grande se desbordó en la zona de cantón La Canoa e inundó la carretera Litoral, pero sin llegar a representar problemas de tránsito.

Prevención
El Ministerio de Medio Ambiente y Recurso Naturales (MARN) informó que prevén una alta probabilidad a desbordamiento del río Grande.

El MARN también recomendó precaución en las comunidades cercanas al río Grande como la Santa Fidelia, Casa Mota, Capitán Lazo, El Icaco y El Limón, por posibles desbordamientos.

El director de Protección Civil en San Miguel, agregó que ya  están en alerta por el comportamiento de las lluvias en las próximas horas.

 Dijo además que en la zona del volcán Chaparrastique, vulnerable a deslizamientos, los reservorios o lagunas artificiales para retener el material volcánico que baja de la zona alta con cada tormenta fuerte, estaban limpios y listos para cumplir con el objetivo con que se construyeron.

Sobre eso, el MARN instó a los ciudadanos que viven en las faldas del coloso migueleño, a poner  atención especial a ríos y quebradas que drenan del volcán, ya que estas podrían generar incrementos rápidos de nivel.

Sobre las condiciones climatológicas del país, Jorge Meléndez, Secretario para Asuntos de Vulnerabilidad y Director General de Protección Civil, emitió alerta amarilla y reiteró que en el volcán Chaparrastique se mantiene la alerta naranja.

Dijo que  prevén podrían caer  80 milímetros de lluvia entre la tarde y noche de ayer.

Las condiciones lluviosas, según las autoridades se mantendrán durante el fin de semana y advierten a los pescadores que el domingo habrá olas hasta de un metro  90 centímetros y velocidades de 60 kilómetros por hora.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación