Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Llevan agua a una comunidad de Moncagua

El proyecto se completó gracias al apoyo del gobierno de Japón y de la Fundación Campo, además de la comunidad.

Tras años de espera, finalmente en el cantón La Fragua sus residentes vieron cumplido en su totalidad el proyecto de distribución de agua en sus viviendas. Foto EDH / archivo

Tras años de espera, finalmente en el cantón La Fragua sus residentes vieron cumplido en su totalidad el proyecto de distribución de agua en sus viviendas. Foto EDH...

Tras años de espera, finalmente en el cantón La Fragua sus residentes vieron cumplido en su totalidad el proyecto de distribución de agua en sus viviendas. Foto EDH / archivo

LA UNIÓN. Hace 20 años los pobladores del Cantón La Fragua madrugaban todos los días para poder llevar agua a sus viviendas desde una fuente llamada El Limón.

Recorrían más de dos kilómetros para lavar platos, ropa, y bañarse; pero además, al retornar a sus hogares llevaban agua en cántaros para sus oficios domésticos.

Los problemas han sido superados de a poco. En 1992 sus habitantes, en coordinación con otras seis comunidades vecinas, obtuvieron un sistema de agua gracias al Plan Nacional de Saneamiento Básico Rural, logrando beneficiar 85 familias de la comunidad La Fragua.

En el 2000 la población de la Fragua había crecido a 200 familias más, lo que les obligó a ampliar la red de distribución con fondos propios; pero el resultado no fue favorable ya que el agua que las familias recibían no era distribuida en forma equitativa.

Por ese motivo la comunidad decidió gestionar el proyecto de agua potable ante la Embajada del Japón, a través de la Fundación CAMPO.

Fue así como en el presente año se ejecutó un proyecto bajo el programa de Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS).

El costo de las obras, que benefician a más de mil 500 habitantes, fue de 241 mil 171 dólares, de los cuales la embajada aportó 122 mil 664 dólares.

La municipalidad, inicialmente, se comprometió con una contrapartida de 29 mil dólares, pero al final el aporte fue mayor. La comunidad contribuyó voluntariamente con la mano de obra, calculada en unos 79 mil dólares.

Además se hicieron de un nuevo sistema de bombeo valorado en 17 mil dólares. La Fundación CAMPO hizo una contribución de 9 mil 600 dólares adicionales a la asistencia técnica del proyecto.

En El Salvador, bajo el programa APCS, la Embajada del Japón ha donado más de 4 millones de dólares en más de 80 proyectos de agua potable.

Así ha contribuido a que más de 85 mil salvadoreños tengan acceso a este servicio.

Los habitantes de La Fragua que fueron beneficiados, finalmente vieron cumplido su sueño de tener agua de forma permanente en sus viviendas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación