Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Llevan agua potable a comunidad rural

El proyecto fue impulsado por la alcaldía de Nejapa, Industrias La Constancia y dirigentes de la comunidad

Por mucho tiempo, pobladores del caserío Las Mesas esperaron contar con el servicio de agua. foto edh / Cortesía ILCTener agua potable en sus casas permite a los favorecidos cuida r mejor su salud.

Por mucho tiempo, pobladores del caserío Las Mesas esperaron contar con el servicio de agua. foto edh / Cortesía ILCTener agua potable en sus casas permite a los...

Por mucho tiempo, pobladores del caserío Las Mesas esperaron contar con el servicio de agua. foto edh / Cortesía ILCTener agua potable en sus casas permite a los favorecidos cuida r mejor su salud.

Para 24 familias del caserío Las Mesas, en el cantón Galera Quemada, de Nejapa, las condiciones de vida y de salud mejorarán considerablemente.

Ellos disfrutan ahora del servicio de agua potable gracias a un proyecto impulsado por la municipalidad, Industrias La Constancia y dirigentes comunales.

El proyecto incluyó la donación e instalación de una cisterna de captación, un tanque de almacenamiento, una acometida eléctrica y la red de tuberías correspondiente.

Un aspecto importante en este proyecto fue el saneamiento ambiental.

Se instalaron siete letrinas, sistema para el manejo de aguas grises, 17 trampas de grasa y 17 campos de riego.

El sistema incluye la instalación de una línea primaria de acometida eléctrica para accionar el sistema de bombeo.

Este proyecto permite mejorar considerablemente las condiciones de vida de los beneficiados, quienes para abastecerse de agua potable, tenían en ocasiones, que caminar más de un kilómetro.

En total, más de 100 personas de escasos recursos son favorecidas.

Gracias

"Tengo 32 años de vivir aquí y este sueño de ver agua en nuestras casas pensé que nunca lo iba a ver en mi vida", expresó José Domingo Martínez, uno de los favorecidos y presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal.

El caserío Las Mesas se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad de Nejapa y a tres de la ciudad de Quezaltepeque.

Para abastecerse, los vecinos debían caminar hasta una cantarera situada en las faldas de un cerro.

Hasta ahí debían desplazarse a diario y esperar su turno para abastecerse en cántaros o vasijas que luego llevaban en hombros hasta sus hogares. Para muchos, esto significaba perder varias horas cada día, ya que tenían que hacer varios viajes.

Don Domingo indica que incluso varios de los pobladores del sitio, cuando les informaron que se realizaría el proyecto de agua potable, pensaron que era una broma.

Recuerda que por mucho tiempo buscaron ayuda.

"Hoy vemos que es una realidad", agradece.

Son 17 familias que viven en sectores de la parte alta del terreno y otras siete en la parte baja, las que disfrutan del servicio que les facilitará tanto el consumo, como mejorar las condiciones de higiene y con ello, la salud de los grupos familiares.

Muchos de ellos expresaron su agradecimiento a la comuna y a Industrias La Constancia por el apoyo recibido para hacer realidad este proyecto al que confían, se pueda brindar el mantenimiento necesario para que les facilite las condiciones de vida por mucho tiempo.

Los habitantes del caserío Las Mesas recibieron el proyecto en un sencillo acto al que asistieron dirigentes comunales, miembros del concejo municipal y varios representantes de Industrias La Constancia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación