Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Llega Cardenal de Cuba para asistir al Congreso Eucarístico

Arzobispo Ortega dijo esperaba hacer sentir muy cerca el mensaje y la persona del Papa

Llega Cardenal de Cuba para asistir al Congreso Eucarístico

Llega Cardenal de Cuba para asistir al Congreso Eucarístico

Llega Cardenal de Cuba para asistir al Congreso Eucarístico

El cardenal y arzobispo de La Habana, Jaime Ortega y Alamino, arribó anoche al país para presidir la clausura de las celebraciones del primer centenario de la Arquidiócesis de San Salvador y del V Congreso Eucarístico Nacional que se celebra en la parroquia San José de la Montaña en San Salvador y que arrancó ayer.

A su llegada al Aeropuerto Internacional, el cardenal dijo que le era grato llegar a la "querida nación centroamericana privilegiadamente bendecida por el Salvador del Mundo", así como de representar al Papa Francisco y que esperaba que su presencia en el país haga "sentir muy cercano el mensaje y la persona" del Pontífice "para confortarnos mutuamente en la fe".

"Deseo animarlos a una oración asidua por el Papa en su alto y difícil servicio, que el Señor le ha confiado para bien de la Iglesia y de la humanidad", también pidió Ortega, quien ayer fue recibido por autoridades de la Iglesia católica en el país y el Nuncio Apostólico León Kalenga.

El cardenal Ortega oficiará el domingo una misa en el Cafetalón, Santa Tecla, con la que se cerrarán las celebraciones en la que también participará el cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga.

El Nuncio Kalenga ofició la misa de apertura del evento junto con el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, y otras autoridades católicas.

"Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe", fuel el fragmento extraído de la 1a Carta a los Corintios, que leyó ayer Kalenga al iniciar la homilía en la que participaron 500 sacerdotes.

El Nuncio motivó a los presentes a "servir por amor" y les recordó que deben ser "verdaderos pastores" en las comunidades que guían. "Nosotros somos servidores de este pueblo, que debe ser un pueblo con amor y fe firme. Tenemos que servir con más amor, más fidelidad y así ver verdaderos cambios en nuestras comunidades", dijo.

La imagen del Divino Salvador del Mundo visitó la parroquia, donde además se realizó el acto de las ofrendas de seminaristas y sacerdotes como signos de ideales de vocación: una planta, una barca, red, cayado y la oveja.

"Caminando siempre con Cristo" es el lema de la actividad con las que se quiere agradecer a Dios el centenario de la Arquidiócesis de San Salvador y de las diócesis de San Miguel y Santa Ana, que se dan en el marco de un Año Jubilar en el que se han celebrado congresos eucarísticos vicariales y parroquiales, peregrinajes de las imágenes del Divino Salvador, de la Virgen de la Paz en San Miguel y la de Nuestra Señora de Santa Ana.

"Esperamos un crecimiento en la fe en dos aspectos; uno es mediante la tradición teológica, por eso es que en cada una de las celebraciones que se están haciendo se profundizará sobre el misterio de la eucaristía. Por otra parte habrá siempre la celebración de la fe", aseguró el arzobispo Escobar Alas.

El congreso continúa hoy en la parroquia María Auxiliadora, y se enfocará en religiosos y enfermos. Mañana será dedicada a los jóvenes en el Liceo Salvadoreño, y para la familia en la Ciudadela Don Bosco, en Soyapango.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación