Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Limitan material didáctico en escuelas por falta de fondos

El Ministerio de Educación no les ha transferido fondos para operar

La transferencia del año pasado la recibieron las escuelas entre septiembre y octubre. foto edh / CRISTIAN DÍAZ

La transferencia del año pasado la recibieron las escuelas entre septiembre y octubre. foto edh / CRISTIAN DÍAZ

La transferencia del año pasado la recibieron las escuelas entre septiembre y octubre. foto edh / CRISTIAN DÍAZ

SANTA ANA. Los directores de varios centros escolares de Santa Ana están limitando el material didáctico a los profesores porque este no es suficiente, ante la falta de dinero para adquirir más recursos.

Algunos docentes, incluso, se han visto en la obligación de comprar con su dinero materiales para impartir sus clases y en otras instituciones, adeudan a sus proveedores.

Mientras que en escuelas de Ahuachapán no han cancelado el salario a personal contratado para algunos talleres.

Todo esto es generado por la falta de transferencia de fondos por parte del Ministerio de Educación, en concepto de presupuesto escolar.

El retraso se da a pesar de que el año lectivo inició hace seis meses y sólo faltan cuatro para que finalice.

Esto no es nuevo porque desde hace dos años, el gobierno comenzó a entregar estos fondos entre mayo y junio, cuando antes era en marzo y abril.

Rafael Figueroa, director del Centro Escolar Leopoldo Mayén Torres, expresó que adeuda más de $500 a una librería que a inicio de año le entregó material didáctico.

Pero este ya se está terminando, al punto que los docentes que requieren de una fotocopia, deben llevar su propio papel.

Además, deben $1,080 por siete meses de servicio a una empresa de seguridad.

Anualmente, esta escuela recibe $3,631 que son depositados en dos transferencias, dijo el director.

Agregó que algunos pagos, como de telefonía e Internet, los ha solventado con los $125 que perciben cada mes por parte del cafetín escolar.

El gobierno tampoco les ha transferido fondos para el pago a proveedores de útiles, zapatos y uniformes. En dichos rubros deben $25,584.

"La fregada es que (los proveedores) preguntan que cuándo (se les pagará). Los pobres también no hallan qué hacer, están con la soga al cuello", dijo el director.

Estos entregaron dichos recursos a inicio de este año.

Una medida paliativa que ha implementado es que suspendieron actividades culturales que requieran gastos por parte de la dirección.

Entre ellas están los concursos de ortografía, oratoria, de poemas y el festival artístico.

La maestra de segundo grado del centro escolar Tomás Medina, Gloria Dueñas, dijo que por la falta de presupuesto ha tenido que invertir parte de su salario para la compra de tirros y cartulinas.

"Del bolsillo de nosotros estamos gastando poco para ir ambientando porque (con el) Ministerio aún no hay esperanza que diga qué fecha va a entregar ese bono", dijo.

La directora de esa escuela, Mirna de Trigueros, cree que el atraso se debe a la transición de gobierno. Agregó que el poco material que están utilizando fue el que adquirieron en diciembre pasado.

Cada año esta escuela recibe $21,000 para la atención de los 1,578 alumnos de parvularia a noveno grado.

Las condiciones son similares en el centro escolar José Mariano Méndez, donde su directora Cecilia Carranza, expresó que con lo que esperan recibir, quieren reparar el techo de una de las aulas. Para ello requieren de $400.

Sin embargo, agrega que apenas han logrado comprar diez resmas de papel para los exámenes.

Aún les falta adquirir plumones, cartulina de colores, rompecabezas y juegos didácticos, entre otros materiales.

Algunas escuelas de Santa Ana ya comenzaron a recibir dichos fondos, según los mismos maestros. Pero no fue confirmado por Educación; pues su director departamental, Martín Alarcón Zamora, no estaba en la oficina cuando se buscó para consultarle.

En Ahuachapán, ningún centro escolar ha recibido transferencias, aclaró una fuente allegada a estas y quien pidió omitir su nombre por temor a represalias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación