Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A las puertas de la VII Jornada Mundial del Rosario por la Paz

El lema para este año es: "María, Reina de la Paz y de la familia"

Una jornada espiritual se llevará a cabo el día sábado 5 de octubre en la parroquia Corazón de María, ubicada en colonia Escalón de San Salvador.

Con el lema "María, Reina de la paz y la familia", el Apostolado Virgen Peregrina de la Familia, apoyado por otros movimientos religiosos, elevará sus peticiones a Jesús por medio de la intercesión de María Santísima.

Durante esta actividad, hombres, mujeres y niños de todas partes del mundo, guiados por un mismo sentir y una misma fe, proclamarán para que el amor y la paz florezca en las naciones del planeta.

Asimismo los feligreses salvadoreños tienen una petición especial y es interceder para que El Salvador sea libre de toda expresión de violencia, pero sobre todo promover la oración en el seno familiar.

Lourdes de Rodríguez, directora del Apostolado de la Virgen Peregrina de la Familia, afirma que en la jornada, el mundo y El Salvador serán consagrados al Inmaculado Corazón de María.

"Queremos acercar más almas a Nuestro Señor Jesucristo por medio del rezo del Santo Rosario", dijo de Rodríguez.

De igual manera hizo un llamado a la comunidad católica e invitó a la confesión y buscar la indulgencia plenaria que da el rezo del rosario.

Esta actividad la realizan desde 1996, año en el cual se conmemoró el 50 aniversario de la ordenación sacerdotal de su santidad el Papa Juan Pablo Segundo; esta misma ha logrado unir en súplica y ruego a millones de personas, quienes de forma simultánea rezan el Santo Rosario en el mes de octubre de cada año.

El Apostolado Virgen Peregrina de la Familia también busca instituir la Jornada Mundial del Rosario el primer sábado del mes de octubre.

En El Salvador es el séptimo año en el cual los feligreses se reúnen para realizar dicha jornada, uniéndose de manera paralela con diferentes países en el lenguaje universal: "el rezo del Santo Rosario".

Unidos en clamor

La comunidad católica se prepara para elevar sus plegarias e interceder por la paz mundial, la vida, la familia, los no nacidos, el Papa, los sacerdotes y por las vocaciones sacerdotales y religiosas.

En la VII Jornada Mundial del Rosario por la Paz se espera la participación de jóvenes y movimientos católicos de todo el país, entre ellos el Apostolado de la Nueva Evangelización de la parroquia de San Juan Bautista, el Grupo María Sierva de Dios, Adoradores del Santísimo, el Movimiento de Nuestra Señora de Schoenstat y Rosa Mística, entre otros.

El Santo Rosario iniciará con el rezo del Santísimo expuesto, a las 10:45 a.m., terminando con la santa misa, luego del rosario, al mediodía.

De igual manera se llevará a cabo una procesión, la adoración del Santísimo y se consagrará el Sagrado Corazón de María.

"Los grupos católicos nos unimos una vez más en oración y en amor para pedir por la paz a través de la intercesión de la Madre María Santísima", dijo de Rodríguez.

La jornada finalizará con una misa, en la cual se consagrará el país a la Virgen María.

La invitación es para que todas las iglesias católicas, los movimientos laicos y religiosa se unan, ya sea en la procesión del Santísimo, el rezo del rosario o en la misa, incluso desde el hogar en la compañía de familiares y amigos.

Y para quienes tengan dificultad de asistir podrán sumarse al rezo sintonizando radio María y canal 8, entre otros medios que apoyan el evento.

Más información en el teléfono 7435-2428 con la señora de Rodríguez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación