Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las 10 estampas de la cotidianidad en el centro capitalino

Desde traductores de idiomas hasta vendedores de leche de cabras, la capital muestra sus diferentes facetas

En el escaparate de una venta de hamburguesas fueron captados estos niños fanáticos de dos equipos españoles.

En el escaparate de una venta de hamburguesas fueron captados estos niños fanáticos de dos equipos españoles.

En el escaparate de una venta de hamburguesas fueron captados estos niños fanáticos de dos equipos españoles.

Según las estimaciones, cada día por el centro capitalino circulan unas 2 millones de personas en tránsito, las que usualmente caminan apresuradas sin fijarse en muchas escenas cotidianas de la gran urbe.

A parte del tráfico pesado, del humo tóxico de buses y autos particulares, el ruido estridente y el sofocante calor, hay situaciones inusuales que a diario se puede observar en las aceras y arterias de la ciudad.

Uno de esos casos sorprendentes fue captada por el lente en la Plaza Gerardo Barrios, o llamada Plaza Cívica. Un hombre entrado en año yacía sentado en una de sus bancas. Era temprano y nadie miraba a ese hombre que parecía dormido. Un barrendero que limpiaba la zona le pidió que levantara los pies para quitar la basura.

Al insistir vio que el hombre no se movía y que sus zapatos habían sido robado. Creyéndolo dormido insistió, pero al tocarlo vio que no respiraba: estaba muerto.

El hombre llamó a las autoridades y se llevaron al infortunado, que al parecer había muerto de un ataque al corazón.

También se puede ver a cientos de salvadoreños tratando de subsistir: algunos vendiendo leche de cabra, otros piscuchas, libros, traducciones del español al inglés, entre otros. La capital puede ser escenario del talento y del ingenio de los salvadoreños, a continuación presentamos una serie de fotografías captadas en el centro de San Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación