Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

USULUTÁN

En Jucuapa viven abatidos por la violencia e inseguridad

Dicen que desde mayo pasado no ven acciones de lucha contra el crimen

Jucuapa

Un ciudadano de Jucuapa observa la escena en donde fue ultimado la tarde del martes Melvin Pastora, de 39 años.  | Foto por elsalv

 Jucuapa fue el primer municipio del oriente del país en donde se desplegó por algunas horas el batallón especial, integrado por militares y agentes de la Policía, para hacer frente a pandillas.


 Eso fue en mayo, mes en el que según los ciudadanos, vieron por primera y última vez agentes de autoridad y seguridad, velando por la tranquilidad del municipio.


Tres meses después de aquel despliegue realizado la noche del 21 de mayo,  la situación es la misma que antes del operativo militar, es decir, los residentes en el municipio viven con  temor, al punto que una vez el sol comienza a ocultarse, ellos hacen lo mismo en sus viviendas.


No es para menos. Entre lunes y martes, tres personas fueron ultimadas en el municipio. 


En dos de los casos, residentes, a plena luz del día y en lugares públicos, presenciaron los asesinatos.


Lo único que les quedó fue ocultarse para evitar ser víctimas, según las palabras de Luis  Ramírez, un hombre entrado en edad y que reside en un cantón de la referida localidad.


“Yo andaba acá en la zona haciendo unos mandados cuando se escuchó el relajo. Solo me escondí detrás de unos árboles y esperé a que pasara todo, porque acá uno debe ver, oír y callar”, dijo.


Otros residentes aseguran que después del despliegue del  21 de mayo, no han vuelto a ver acciones militares o policiales encaminadas a dar seguridad o tranquilidad a la población. 


Kevin Araujo, residente de Jucuapa, reiteró que el único día que se vio un despliegue fue el 21 de mayo y que en alguna medida eso les dio confianza a los pobladores.


Pero que 24 horas después, tras el retiro de la tropa y los policías, la inseguridad retornó a los hogares jucuapenses, situación que se mantiene a la fecha.


Incluso, los ciudadanos tienen una critica más, y es el  hecho que los policías destacados en Jucuapa velan solo por su seguridad, pues nunca les ven en patrullajes. 


Los agentes tapan la calle para que nadie en vehículo pase frente a la sede, según lo constató  un equipo de El Diario de Hoy.


“A pesar que los policías están para cuidar a la ciudadanía, es lo que menos hacen, por que se están cuidando ellos, no la gente”, dijo Fátima Sánchez, otra habitante.


Reiteró la falta de patrullajes y de mayor presencia de los agentes en las calles.


Se buscó la versión de la jefatura del puesto policial de Jucuapa, en donde los agentes aseguraron que la jefa llegaba hasta la tarde y que ellos no estaban autorizados para dar declaraciones.


El edil de Jucuapa, Antonio Chévez, dijo que “estamos comenzando a ejecutar planes de prevención y el mayor problema que tenemos y lleva a la violencia es la falta de oportunidades laborales”.


La situación de inseguridad, según los habitantes, les impide vivir con normalidad e incluso, los comercios han comenzado a ser afectados por que deben cerrar temprano.


La gente no se atreve a hablar del tema de pandillas. 


“Ver, oír y callar, así vive un poco más tranquilo uno”, dice un comerciante de verduras  cuando se le pregunta sobre la presencia de pandilleros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación