Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes de Santa Ana practican distintos juegos tradicionales

Estudiantes de varias escuelas participaron en un concurso de salto de cuerdas. También hubo demostración de aro hula hula, durante la actividad.

La actividad inició a las 8:00 de la mañana y duró, aproximadamente, tres horas. Foto EDH / MAURICIO GUEVARA

La actividad inició a las 8:00 de la mañana y duró, aproximadamente, tres horas. Foto EDH / MAURICIO GUEVARA

La actividad inició a las 8:00 de la mañana y duró, aproximadamente, tres horas. Foto EDH / MAURICIO GUEVARA

SANTA ANA. Al menos 400 estudiantes de diferentes centros escolares concursaron en el IV Festival de Salta Cuerdas, que fue organizado por la departamental del Ministerio de Educación con el fin de rescatar uno de los juegos tradicionales del país.

Además, dijeron que este tipo de actividades son parte de los recreos dirigidos que se implementan en las escuelas.

El concurso se realizó en el gimnasio Ernesto Vega Mujica, ubicado al final de la calle Libertad Oriente, Santa Ana.

Entre los participantes estaban alumnos de parvularia a bachillerato, quienes se inscribieron en las dos categorías disponibles.

Los jóvenes presentaron una variedad de técnicas y rutinas con el salta cuerdas, que incluyeron bailes, saltos individuales y grupales; y el uso de varias cuerdas simultáneamente, entre otros.

El jurado calificó, en cada presentación, varios aspectos para seleccionar a los ganadores, entre ellos la coordinación, secuencia, tiempo, creatividad y ejecución.

El centro escolar El Congo obtuvo el primer lugar de la categoría grupal y su alumno, Javier S., ganó la prueba individual. "Vimos mucho que aprender (con el salta cuerdas)", dijo el estudiante.

El encargado del área de Recreación y Deportes de la departamental de Educación, Roberto Quintanilla, manifestó que este tipo de juegos tradicionales ayudan a mantener la salud física y mental de los estudiantes.

También reconoció que en cada festival, las instituciones que participan han perfeccionado sus técnicas.

Un padre de familia, Antonio Castro, salió melancólico de la actividad.

El señor de 43 años recordó que fue uno de los juegos que practicó en la niñez, aunque dijo que los jóvenes han aprendido nuevas técnicas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación