Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes piden seguridad y paz durante Juventour 2014

Dicen que son acosados por maras y policías, por el solo hecho de ser adolescentes

Los adolescentes piden que sean respetados sus derechos como ciudadanos. foto edh / Mauricio Cáceres.

Los adolescentes piden que sean respetados sus derechos como ciudadanos. foto edh / Mauricio Cáceres.

Los adolescentes piden que sean respetados sus derechos como ciudadanos. foto edh / Mauricio Cáceres.

El Juventour 2014, que se desarrolló el viernes y sábado en el Centro de Ferias y Convenciones (Cifco), sirvió para que los jóvenes demostraran su creatividad y capacidad para hacerle frente a cada uno de los retos que la sociedad demanda para encaminarse al desarrollo.

Sin embargo, esta feria de la juventud también dejó demostrado que para implementar sus capacidades, los jóvenes necesitan que se les proporcionen las condiciones necesarias para poder encontrar un empleo, y más aún, un máximo de seguridad para desenvolverse y sacar adelante al país.

Julio es un adolescente, residente en Villa Mariona, jurisdicción de Cuscatancingo, y desde hace cinco años vive en esta colonia, la cual es considerada por las autoridades como una de las más peligrosas de la zona.

En la actualidad, cursa el segundo año de bachillerato general.

Al igual que varios de sus amigos, consideró que uno de los problemas principales que afrontan como jóvenes es la inseguridad y violencia.

"Nosotros como adolescentes pedimos a las autoridades del Gobierno que implementen medidas de protección a los estudiantes, ya que siempre somos acosados por los pandilleros y por las mismas autoridades", señaló Julio, quien no reveló su apellido.

La problemática de los estudiantes es por partida doble. Por una parte, son amenazados y acosados por las maras, para que ingresen a estas agrupaciones.

Y la otra, es que las mismas autoridades policiales acosan a los adolescentes por el solo hecho de ser jóvenes, aseguró Julio.

Según cifras del Ministerio de Educación, en los últimos cuatro años se han reportado 289 estudiantes asesinados.

"A mí me han maltratado psicológicamente y físicamente. Una vez, un policía me dijo que ya sabía en dónde vivía y me jalaba del pelo sin haber cometido ningún delito", aseguró, por su parte, Carlos, quien estudia noveno grado en una escuela de Lourdes, La Libertad.

La mayoría de estudiantes coincidió en que por el hecho de ser jóvenes, no implica que todos ellos sean pandilleros.

Prevención de violencia

El viceministro de Justicia y Seguridad, Juan Javier Martínez, aseguró que todos los jóvenes juegan un papel importante en la prevención de la violencia.

La familia, la comunidad y los centros escolares, entre otros actores, son elementos esenciales para construir un país en paz, dijo.

Al ser cuestionado por un estudiante, sobre el abuso que reciben algunos jóvenes por parte de algunos policías, afirmó que ese problema es muy delicado y existen muchas denuncias, por lo que es necesaria una depuración y reingeniería en la PNC.

En la actualidad, se ejecuta el Plan de Prevención del Crimen y la Violencia, el cual es coordinado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en conjunto con el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

El programa busca mejorar la seguridad ciudadana en los municipios considerados de alto riesgo en el país.

Para ello, USAID invierte $24.8 millones de dólares para el periodo de marzo de 2013 a marzo de 2018.

Entre algunos de los municipios en donde se ejecuta, están: Acajutla y San Antonio del Monte, en Sonsonate; Quezaltepeque, en La Libertad; Nejapa, Panchimalco y Soyapango, en San Salvador; Cojutepeque, en Cuscatlán; Ilobasco, en Cabañas; Tecoluca y cabecera de San Vicente; ciudad de Usulután; Conchagua y La Unión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación