Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes altruistas llevan alimentos a albergue de niños de La Misericordia

Los donantes pertenecen al Club Miata El Salvador, dedicado al altruismo

Donativo

Miembros del club Miata El Salvador hacen entrega simbólica de canastas con alimentos a Casa Madre de la Misericordia. | Foto por elsalv

Jóvenes que integran el club Miata, capítulo El Salvador, llevaron canastas con productos de primera necesidad y pasteles a los niños residentes de la Casa Madre de la Misericordia, una obra de caridad que es dirigida por las hermanas de la congregación Siervas de la Misericordia de Dios.


 En el hogar son atendidos menores que reciben tratamientos médicos en el hospital de niños  “Benjamín Bloom”, los cuáles se prolongan por más de dos días. Los niños que se albergan viven en el interior del país  y sus padres no pueden pagar un albergue.


Los jóvenes altruistas manifestaron que las religiosas encargadas del hogar habían solicitado ayuda de productos de primera necesidad, que es lo que más se requiere para la alimentación de los niños.


La iniciativa nació de los fundadores del club, quienes en otras oportunidades ya han llevado su ayuda a otras instituciones de caridad con el propósito de beneficiar a los más necesitados. 


Durante la entrega del donativo, uno de los responsables del club dijo que “los jóvenes estamos en la obligación de dar los primeros pasos para un cambio cultural y profesional que tanto necesita nuestro país”. Edgar Solórzano, integrante del club, dijo que “estamos poniendo nuestra contribución a esta sociedad tan violenta que tenemos, ayudando a los demás”.

Agregó que “fomentando las buenas acciones, confiando en Dios que todo esto pase lo antes posible y que nos ayudará a cambiar la zozobra que se vive en las calles”.    En los próximos días harán entrega de otros donativos a instituciones humanitarias, dijeron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación