Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educa Hoy

Joven vence cáncer y obtiene título de bachiller

El joven perdió a su padre a causa de la violencia en abril del presente año, en el mismo mes los médicos le diagnosticaron linfoma no-Hodgkin 

Graduado de bachillerato del Instituto Nacional Walter Thilo Deininger

Margarita Campos acompañó a su hijo David a retirar su diploma de bachiller | Foto por Omar Martínez

Muchas veces la vida pone obstáculos en las personas desde muy corta edad, obstáculos que de ser vencidos se convierten en una segunda oportunidad de vida, este es el caso de David Campos, un joven que a sus 17 años de edad ha debido superar pruebas difíciles como la pérdida de su padre y el cáncer.

Cientos de personas, entre familiares, amigos, docentes y compañeros de estudio se unieron con un solo propósito: salvar la vida del joven.

Ahora David no solo venció el cáncer sino que logró su título de bachiller general en el Instituto Nacional Walter Thilo Deininger y sueña con convertirse en profesional del diseño gráfico.

“Mi mamá es la mejor mamá del mundo, todo lo que soy se lo debo a ella, vencí el cáncer gracias a Dios, al apoyo de mi madre, compañeros, docentes y de los médicos que me atendieron”, dijo David.

Según el joven, para salir adelante pese a los duros obstáculos se necesita carácter, determinación y voluntad. “Nunca me di por vencido, siempre tuve confianza en que todo saldría bien y gracias a Dios lo estoy logrando”, finalizó.

Por su parte Margarita Campos, madre del joven, aseguró que todo fue posible gracias al esfuerzo de las personas que los rodean.

“Estoy muy agradecida con los decentes, dirección y comunidad educativa del instituto que me han ayudado a seguir adelante con mi hijo”, finalizó la madre.

Entre aplausos, David recibió su diploma de bachiller junto a sus compañeros. “Es admirable para nosotros el hecho de que pese a las dificultades no se rindió y siguió adelante”, opinó Ricardo Olívar, docente coordinador de servicio social.

La difícil travesía

En los primeros días de abril, recién asesinado su padre a David se le diagnosticó una rara enfermedad llamada linfoma no-Hodgkin un cáncer que comienza en los linfocitos que son parte del sistema inmunológico del cuerpo.

Aquellos días de abril empezó la batalla de Margarita, la madre que recién se acomodaba a llevar el doble rol en la familia pues quedó a cargo de sus cinco hijos.

La señora Campos buscó ayuda para su hijo logrando que se aplicara de inmediato los tratamientos de quimioterapia y radioterapia a David puesto que su enfermedad se encontraba en estado avanzado.

La voz también corrió rápidamente por los pasillos del “Walter” en donde compañeros, docentes y dirección tomaron acciones inmediatas para ayudar a David y su familia.

El joven se negó rotundamente a abandonar sus estudios y se aferró a la voluntad de sus docentes para continuar desde su hogar debido a la imposibilidad de movilizarse hasta la institución.

El deseo de David hizo eco en la voluntad de los docentes quienes otorgaron todas las facilidades para que estudiara desde casa, incluso la Paes la realizó desde casa gracias a la gestión que directora de la institución Deysi de Martínez realizó con personal del Ministerio de Educación.

“Estoy segura que David confió en Dios y en sus principios, de esa forma logró confianza, venció a la muerte y venció la angustia que le causaba el hecho de abandonar sus estudios”, Deysi de Martínez, directora del Instituto Nacional Walter Thilo Deininger.

“Mis lágrimas ya no son de tristeza sino que de felicidad al ver el logro que mi hijo a obtenido”, Margarita Campos
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación