Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japoneses brindan su trabajo voluntario en la zona oriental

 En la zona oriental el JICA tiene destacados once voluntarios en áreas como educación, salud y más

ctv-tlp-imagen-dsc 3898

JICA además de enviar voluntarios, apoya con cooperación técnica de sus expertos. Tomonori Uchikawa es uno de ellos. | Foto por Lucinda Quintanilla

ORIENTE.  Japoneses profesionales en áreas como educación, salud, medio ambiente, gestión de riesgos y otros, son parte de los expertos que llegan a El Salvador desde el país oriental para donar su trabajo a comunidades que lo solicitan.

Yuhei Ohno, es uno de los voluntarios que hace seis meses llegó a El Salvador, y fue destacado en el municipio de Intipucá, La Unión, donde trabaja en el área de educación ambiental.

Para Ohno, trabajar con niños y transmitirles conciencia sobre la importancia del medio ambiente que les rodea, ha sido muy provechoso.

“Es muy bueno trabajar con niños, porque ellos son más sensibles a los problemas y es más sencillo generarles conciencia”, mencionó.

Ohno trabaja con nueve escuelas del municipio, dando charlas sobre el cuido e importancia del medio ambiente y recientemente, realizó un concurso de dibujo en el que pidió a los niños que dibujarán un paisaje de su municipio. Asegura que los niños reflejaron en sus creaciones los recursos que tienen, pero visto desde su óptica infantil.

Después de las charlas y el concurso de dibujos, varias decenas de niños fueron llevados a la zona de los manglares a sembrar “candelas” de mangle como les llaman y que básicamente son semillas para que los manglares se sigan reproduciéndose a lo largo de las costas de Intipucá.

La iniciativa que fue promovida por el voluntario, fue acompañada por la unidad ambiental de la comuna de Intipucá.

Acciones
Fredy Blanco, jefe de la unidad ambiental de la alcaldía, aseguró que en la actividad lograron cultivar más de un centenar de candelas de mangle.

“Planeamos continuar con este esfuerzo para el otro año y sembrar una manzana de mangle, porque son nuestros recursos naturales los que mejoran”, sostuvo Blanco.Otro de los esfuerzos también apoyado por el voluntario, es la recolección de plásticos en las escuelas y las iniciativas de reciclaje.

“Estos seis meses han sido muy provechosos con los niños y seguiremos trabajando con ellos por el cuido del medio ambiente en este lugar”, sostuvo Ohno.

Los voluntarios
Según Yu Kumagai, coordinador del programa de voluntarios de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en todo el país tienen 45 voluntarios.En la zona oriental han destacado a 11 de estos profesionales, entre ellos Ohno, un destacado economista.

“Los voluntarios son de áreas como medio ambiente, prevención de desastres, educación, deporte, desarrollo comunitario, ingeniería electrónica, computación y salud”, mencionó Kumagai.

Detalló que dos voluntarios están en Usulután, Morazán tiene tres, San Miguel cuatro y en La Unión dos.

El director del programa explicó que el principal objetivo de los voluntarios es el desarrollo de recursos humano en las comunidades donde trabajan los voluntarios.

Además buscan dar continuidad a los proyectos que apoyan en las instituciones en donde realizan el voluntariado por dos años máximo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación