Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japón mejora la infraestructura de centro escolar

La donación del Gobierno nipón superó los $121 mil

El proyecto incluyó la construcción de cuatro aulas, entre otras obras. Foto EDH / Cortesía

El proyecto incluyó la construcción de cuatro aulas, entre otras obras. Foto EDH / Cortesía

El proyecto incluyó la construcción de cuatro aulas, entre otras obras. Foto EDH / Cortesía

Los 1,303 estudiantes del Complejo Educativo José Martí, en Tacuba, Ahuachapán, ya no tendrán que preocuparse por el hacinamiento que representaban tres aulas provisionales de su institución educativa, las cuales, a su vez, eran divididas en cuatro, por la sobre demanda de matrícula.

Gracias al programa de Asistencia Financiera No-Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS), del Gobierno de Japón, se logró la ampliación y mejoramiento de la infraestructura.

Fue así como en un lapso de cinco meses, un total de $121,682, permitieron construir un módulo de cuatro aulas, servicios sanitarios, muro y dotar de mobiliario.

El proyecto contó con el aporte de la Asociación Conjunta para el Desarrollo Integral Ahuachapán en Marcha (Acdiam), que estuvo a cargo de la coordinación y supervisión de las obras. Mientras que la comunidad brindó la mano de obra no calificada.

La iniciativa de mejorar el complejo educativo surgió del director, Moris Adolfo Morán, quien gestionó el proyecto ante la Embajada de Japón, a través de Acdiam.

Más proyectos

La ampliación y mejoramiento de este centro educativo es uno de los seis proyectos comunitarios de seguridad humana que impulsa la Embajada de Japón en El Salvador, cuya inversión total asciende a $1,023,122.28.

Los otros proyectos son el traslado de infraestructura del centro escolar Loma del Muerto, en Sonsonate ($109,786); traslado de infraestructura del centro escolar Alfredo Espino, en Ahuachapán ($269,266); ampliación y mejoramiento de infraestructura de centro escolar caserío Residencial Pinal de Granada, en Santa Ana ($131,882.28); ampliación y mejoramiento del centro escolar Residencial Alta Vista, en San Salvador ($268,863); y agua potable para los habitantes del caserío Palacios, en Cabañas ($121,643).

Japón ha brindado su apoyo a la educación salvadoreña desde 1991, intensificando este año su aporte al tema de infraestructura de centros escolares públicos.

Asimismo, ha ejecutado más de 170 proyectos escolares valorados en más de $16.3 millones.

El acto de inauguración de la obra estuvo a cargo del consejero de la Embajada de Japón, Yasuhiro Mitsui.

Le acompañaron el presidente de ACDIAM, Jaime García Prieto; el director del complejo; y las palabras de agradecimiento por parte de los estudiantes estuvieron a cargo de la alumna Josselyn Jeamileth Martínez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación