Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japón enseña a su población a reaccionar en emergencias

A diario, más de 300 personas visitan el departamento de bomberos, donde se encuentra el centro de aprendizaje

Los ciudadanos son capacitados sobre qué hacer en caso de terremotos. Imagen del simulador. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

Los ciudadanos son capacitados sobre qué hacer en caso de terremotos. Imagen del simulador. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

Los ciudadanos son capacitados sobre qué hacer en caso de terremotos. Imagen del simulador. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

TOKIO, JAPÓN. Los sismos son comunes en Japón, de hecho, el evento más reciente se reportó en la presente semana, con un temblor que superó los cinco grados en la escala de Richter, por la cual las autoridades del país emitieron por varias horas una alarma de tsunami en el territorio nipón.

Por este tipo de acontecimientos es que Japón prepara a diario a sus habitantes en el tema de prevención de desastres. Una muestra de ello es el Centro de Seguridad para la Vida, en donde enseñan a diario a más de 300 personas lo que deben hacer ante un sismo, incendio, o fuga de gases.

El Centro, ubicado en la Estación de Bomberos de Tokio, tiene más de 20 años de existir y el recorrido para quienes deciden conocer sobre la prevención de desastres inicia con un documental que señala las devastadoras catástrofes que el país ha pasado en su historia.

La más reciente es el terremoto de marzo de 2011, donde miles de personas perdieron la vida, mientras que otros quedaron sin nada. En ese mismo episodio se registró un tsunami que también destruyó buena parte del territorio japonés.

Las imágenes de lo ocurrido son impactantes y conmocionan al ver con atención las adversidades que el pueblo japonés ha afrontado durante muchos años.

La siguiente estación es el área de bomberos, donde los guías del Centro enseñan cómo usar los extintores en un incendio, y ponen a practicar sobre su uso con un simulador de incendios a los asistentes. La idea es que los ciudadanos sepan qué hacer en caso de incendio en sus viviendas, oficinas o donde ocurra un siniestro.

Los guías explican que en todos los edificios Japón cuentan con un sistema antiincendios, como medida de seguridad para evitar desgracias, además, el personal es capacitado para el uso del mismo.

También cuentan con simulador de huracanes, donde los visitantes se ponen ropas impermeables del uso de bomberos y entran a una habitación con enormes ventiladores que simulan fuertes vientos y además sale agua, para que los visitantes experimente la sensación de un problema de este tipo. En esa parte ponen en práctica las indicaciones previas a su ingreso al lugar.

El Centro cuenta con un área de adiestramiento para saber cómo escapar ante una fuga de gases sin que haya víctimas. El lugar tiene un espacio donde los asistentes experimentan una fuga de gas, en la que deben buscar la salida antes de que les afecte su salud.

El área más esperada por quienes visitan el lugar es donde se encuentra el simulador de terremoto, en la que los visitantes entran y experimentan movimientos de más de siete grados.

Antes de eso todos deben seguir las sugerencias que los guías dan, para reaccionar de manera correcta ante un fenómeno de ese tipo.

Algunas de las indicaciones en el simulador son colocarse debajo de una mesa mientras ocurre el terremoto, una vez pasado, las personas deben buscar resguardar sus cabezas, y además sonar una alarma de terremoto, que son también usadas de rigor en los edificios del país nipón.

El recorrido finaliza en la entrada del centro donde tienen una serie de fotografías sobre las catástrofes que han ocurrido en ese país y un espacio para las preguntas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación