Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

LA UNIÓN

En El Jagüey cuentan con un centro juvenil

Benefician a jóvenes de El Tamarindo 

jaguey

El Centro de Alcance cuenta con mesas de juegos para niños y jóvenes.  A ello se sumarán los talleres vocacionales que serán impartidos.  | Foto por elsalv

La Fundación para el Desarrollo de El  Tamarindo (Fundatamarindo), la alcaldía de Conchagua y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) inauguraron, recientemente, el Centro de Alcance Por Mi Barrio, como parte del proyecto de Prevención de la Violencia que ejecutan.


En dicho centro se impartirán talleres vocacionales dirigidos a niños y jóvenes como mecanismo para mantenerlos ocupados en actividades productivas y alejados de la violencia y delincuencia.


El local es amplio y moderno, uno de los mejores en la zona costera, donde la mayor inversión la hacen las empresas privadas que son socias de Fundatamarindo. A la inauguración asistieron Eileen Therese Simán de Bahaía, presidenta de Fundatamarindo; Adam Schmidt, director de la oficina de Democracia y Gobernabilidad, y el alcalde Ulises Soriano.

La Fundación invirtió 31 mil dólares para compra de equipo y mobiliario, reparaciones en la infraestructura del local y la alcaldía aportó una contrapartida de  17 mil dólares, que sirvieron para adecuar las instalaciones de lo que antes fue la Casa Comunal. 


Para el funcionamiento del local será la comunidad y las iglesias de la zona las que cubrirán los costos de servicios  de agua y energía, mientras que algunos jóvenes darán sus horas de voluntariado.


Eileen de Bahaía dijo que es el primer proyecto de ese modelo apoyado por la empresa privada y Fundatamarindo. El grupo Unicomer hizo una donación fuerte y el resto es parte de la Fundación con contribuciones de los socios que tienen propiedades en la playa.


Propósito
“Es para prevención de la violencia, que los jóvenes, en vez de tener su tiempo libre vagando o queriéndose meter a hacer cosas indebidas, estarán en el local aprendiendo computación, música, refuerzo de clases, inglés, gimnasio y deportes”, agregó la presidenta de Fundatamarindo. 


El alcalde de Conchagua pidió a la comunidad que cuide las instalaciones del Centro de Alcance, porque será de beneficio para los pobladores.
Adam Schmidt dijo que los Centros de Alcance se convierten en fuentes de esperanza, donde niños y jóvenes pueden utilizar su tiempo libre en actividades productivas para tener un futuro prometedor.


Carlos Ramos, miembro de una iglesia evangélica, aportará su tiempo libre como voluntario en dar clases de música.


Edwin Umanzor, líder religioso, dijo que esperan resultados positivos en la comunidad y que el proyecto será de beneficio para los diferentes sectores, y que los niños y adolescentes ya tienen un espacio para practicar un entretenimiento sano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación