Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Izalco ubican ventas de pólvora sin autorización

Los comerciantes dicen que en el sitio propuesto por la municipalidad no ganarán, aunque habrá seguridad

Pólvora

Solo la calle separa las ventas de pólvora de quienes venden antojitos | Foto por elsalv

Solo la calle separa las ventas de pólvora de quienes venden antojitos

Comerciantes de pólvora se instalaron desde el domingo a un costado del parque Francisco Menéndez, sobre la Avenida Morazán, de Izalco, a pesar de que ni la alcaldía y el Cuerpo de Bomberos avalan el lugar para la comercialización de productos pirotécnicos en dicho lugar.

Además los vendedores rechazan el nuevo sitio propuesto por la municipalidad, el parque Tomás Saldaña, y que la dependencia del Ministerio de Gobernación señaló que sí cumple con las condiciones “para instalar ventas colectivas de productos pirotécnicos”, de acuerdo a una carta que envió a la alcaldía el 1 de diciembre pasado y tras la inspección realizada el 28 de octubre.

Sin embargo, los comerciantes se oponen a instalarse en el otro sitio, que está a más de 300 metros, bajo el argumento que no obtendrán ganancias como en años anteriores y, además, porque ya tienen cuatro décadas de instalarse en el mismo sitio.

El año pasado, cuando el Cuerpo de Bomberos señaló que el parque Menéndez no cumplía las condiciones para instalar los negocios, argumentó que al costado oriente se ubica un conglomerado de ventas de comida rápida (conocido como pupusódromo) con fuentes de ignición activas permanentes, cuya ubicación representa peligro de ocasionar incendio en las ventas de pólvora.

Mientras que para este año en su resolución realizó varias observaciones, como que la ubicación de puestos en sector aislado y protegido contribuye a evitar la propagación de incendios y que se encuentra un hidrante de Anda cercano al lugar pero que no está en buenas condiciones. Por lo que determinó que cumple con las condiciones.

El parque Menéndez actualmente se encuentra rodeado de láminas porque la alcaldía realiza trabajos de restauración, por lo que las ventas están sobre la calle.

Voces disonantes

Una de las afectadas, Angélica Pachaca, señaló que el sitio que propone la alcaldía no fue una decisión consensuada con los comerciantes y que cuentan con un permiso de gobernación.

Ella hace referencia a una solicitud de parte de la gobernación departamental al Viceministerio de Transporte (VMT) para que cierre la calle para el paso vehicular frente al parque donde se han ubicado, del 20 al 24 y del 27 al 31 de diciembre.

Esta última autorizó la medida; pero recomendó respetar el periodo solicitado y coordinar con la Policía.

La comerciante señaló que las hornillas en que se elaboran las pupusas están a 13 metros de donde ellos se han ubicado, por lo que consideró que no representa peligro.

El alcalde, Alfonso Guevara, señaló que la decisión de cambiar el sitio para la comercialización de pólvora se basó en las resoluciones del Cuerpo de Bomberos de años anteriores.

Además de que tras una reunión, en octubre, coincidieron con los vendedores con el nuevo sitio y pidieron que fuera el costado norte del parque Saldaña.

El munícipe señaló que en este tienen todo preparado para que vendedores y compradores, tengan seguridad para realizar dicha actividad económica.

Agregó que como municipalidad no tomarán acciones represivas para desalojar a los vendedores; sino que espera que las autoridades correspondientes actúen para evitar alguna desgracia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación