Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Invirtieron 184 mil dólares en hostal y no lo pusieron a operar

La inversión fue de la Cooperación Española, pero el proyecto nunca funcionó

Seis años han pasado desde que se construyó el pequeño hotel en Meanguera, que hoy esta deteriorado. Foto edh / Insy Mendoza

Seis años han pasado desde que se construyó el pequeño hotel en Meanguera, que hoy esta deteriorado. Foto edh / Insy Mendoza

Seis años han pasado desde que se construyó el pequeño hotel en Meanguera, que hoy esta deteriorado. Foto edh / Insy Mendoza

LA UNIÓN. La inversión de 184 mil dólares que hizo la Agencia de Cooperación Española a través de la Asociación Intermunicipal del Golfo de Fonseca (Asigolfo), quedó en abandono al fracasar el proyecto de funcionamiento un hostal turístico que se construyó en 2008 en la playa El Corozal, cantón Guerrero del municipio de Meanguera del Golfo.

El hostal, que fue edificado en convenio con la municipalidad que en ese momento presidió Edgar Avilés, nació con la idea que sería administrado por la comuna para generara turismo y empleo para los habitantes de la isla con la demanda de foráneos que llegarían al lugar.

Pese a la enorme inversión el pequeño hotel nunca funcionó. El local quedó con el sistema instalado para la conexión de energía eléctrica y la idea era que la alcaldía cubriera esos costos, pero nunca ocurrió. El alojamiento consta de dos habitaciones, una familiar y otra pequeña; área de baños, descanso y cocinas.

El proyecto incluyó también la mejora de 13 viviendas para un grupo de pobladores de los alrededores.

Hoy, por el desuso, el lugar está deteriorado y es refugio de aves, a lo que se suma que el salitre y la falta de mantenimiento terminaron de dañar la infraestructura. La actual administración de la alcaldía retiró ventanas y lavamanos antes que estas se terminaran de dañar o fuesen hurtados.

El actual alcalde, Luis Dheming, aseguró que se necesitan unos 25 mil dólares para reparar los daños de la infraestructura, pero por el momento la comuna no contempla hacer esa inversión por falta de recursos.

Además, dijo que "cuando llegué a la alcaldía el proyecto ya estaba abandonado, con grandes daños en techos paredes, pisos, mobiliario, tratamos de invertir en algo muerto por decirlo así, pero el costo sobrepasaba los 20 mil dólares", justificó.

Otro de los problemas que consideró la alcaldía como variante para no hacer una inversión es la falta del servicio de agua potable.

"Cuando lo hicieron (el hostal), solo pensaron en la pequeña fuente de agua natural que había, pero esta se secó por un desprendimiento de tierra que hubo en el lugar y eso significaba que se tiene que construir un pozo, aumentando más los costos de inversión para poder recuperar el hostal".

Según el edil, los encargados de formular el proyecto, es decir la Mancomunidad del Golfo y la administración municipal de entonces, ubicaron mal el local para el alojamiento, ya que hay una parte de calle que es un paredón y con las fuertes lluvias puede darse derrumbes.

El proyecto se gestionó y construyó durante la administración del ingeniero Ricardo Jiménez, en Asigolfo, quien dijo que la obra se construyó a inicios de 2008 y que la aportación de la alcaldía fue el transporte para los materiales y toda la logística.

Explicó que la intención de la obra era potenciar el turismo y que el lugar fuera una fuente más de ingreso para la comuna.

"El hostal en sí nunca funcionó y una de las cosas que falló en el proyecto es que se hizo y se dejó como herencia para que continuará; pero no se les dio el incentivo o más bien el insumo de preparar el personal logístico y de atención", dijo Jiménez.

Ángel Benítez, actual gerente de Asigolfo, señaló que ya tiene conocimiento del rumbo que tomó el proyecto, e indicó que no fue una mala decisión de la Asociación porque había recursos para los fines que se construyó. "Turísticamente hablando tiene las mejores playas, pero si no se logra la inercia entre las municipalidades y las comunidades, será difícil", lamentó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación