Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Intercambio educativo entre Nueva York y el Distrito Italia

Una delegación de alumnos, profesores y voluntarios del Barco de la Paz visitó la escuela

Intercambio educativo entre Nueva York y el Distrito Italia

Intercambio educativo entre Nueva York y el Distrito Italia

Intercambio educativo entre Nueva York y el Distrito Italia

Con la interpretación de La Bella Durmiente, los niños de tercer grado del Centro Escolar Distrito Italia, en Tonacatepeque, recibieron a un grupo de neoyorquinos que visitó el viernes dicha institución, con el objetivo de conocer los proyectos que desarrollan para que los escolares aprovechen su tiempo y se mantengan alejados de factores que generan la violencia.

Entre los visitantes hubo estudiantes de secundaria, universitarios, músicos, artistas y voluntarios que llegaron al país en avión para incorporarse al Barco de la Paz (Boat Peace), el cual arribó al puerto de Acajutla procedente de Tokio, Japón.

El Barco de la Paz es una organización no gubernamental que promueve el contacto directo entre los pueblos para generar un cambio positivo en comunidades. En este caso lo hace a través de la Academia de Música y Arte (MAPA).

Pese a la falta de recursos, el director de la escuela Edwin Pérez, los docentes y los estudiantes del centro educativo presentaron estatuas vivientes, la obra La Petaca y una coreografía. Todo como una muestra de lo que han aprendido en el taller de teatro de la escuela junto a otros talleres de música, pintura, escultura, bisutería y panadería, que también fueron expuestos a los visitantes.

"Venimos a la escuela del Distrito Italia porque estamos en contacto con la misión permanente de El Salvador en los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, en Nueva York, y nos enseñó sobre esta escuela. Nosotros llevamos músicos, artistas y voluntarios que están interesados en utilizar el arte, la música y el teatro como herramienta para promover la paz y hacer cambio social en las comunidades", afirmó Emilie McGlone, quien es coordinadora internacional del Barco de la Paz.

Aseguró que la escuela es un ejemplo muy importante de cómo se puede utilizar el arte, la música y el teatro en la educación como herramienta para cambiar a las comunidades.

McGlone, así como el resto de visitantes, se mostró muy interesada durante el recorrido que hicieron en el recinto educativo, en donde funciona la panadería y el huerto escolar, entre otros.

La representante del Barco de la Paz dijo que tres de los jóvenes que viajan con el grupo tienen entre 16 y 19 años de edad y provienen de hogares pobres de Estados Unidos, los cuales podrán aprender cómo en otros países hay estudiantes cuyas familias son de escasos recursos y son afectadas por la violencia.

"Vienen a aprender cómo otros países, otras escuelas trabajan con el tema social y puedan aprender de El Salvador y llevarlo a Nueva York para enseñar a sus amigos y familias también", agregó McGlone, horas antes de que el grupo pudiera deleitarse con un concierto de violín ofrecido por los niños y degustar platillos típicos salvadoreños como riguas, que fueron preparados por maestras de la escuela.

La delegación donó instrumentos musicales a la institución, algo que llenó de mucha alegría a la comunidad educativa. Estos recursos llegan de forma oportuna. Según algunos maestros consultados, entre ellos el de dibujo y pintura, enfrentan fuertes limitantes de recursos para continuar con la enseñanza en los talleres.

El director confirmó ante la comitiva que los padres colaboraron para recrear la escenografía del cuento de La Bella Durmiente presentada por los pequeños.

Los alumnos que actuaron en la obra de teatro, así como en la coreografía, tuvieron que conseguir el vestuario y otros recursos requeridos. La pintura de las estatuas vivientes fue gestionada por el director y el docente a cargo del taller de teatro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación