Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Instalación de tuberías causa caos en tráfico

Residentes se quejan por el ruido y desorden vehicular en la zona

Los conductores tienen que esperar que el paso sea habilitado en cualquiera de los dos sentidos para poder circular con libertad. Ello genera un serio caos vial. Foto EDH / Milton jaco

Los conductores tienen que esperar que el paso sea habilitado en cualquiera de los dos sentidos para poder circular con libertad. Ello genera un serio caos vial. Foto...

Los conductores tienen que esperar que el paso sea habilitado en cualquiera de los dos sentidos para poder circular con libertad. Ello genera un serio caos vial. Foto EDH / Milton jaco

SANTA ANA. El retraso en los trabajos de introducción de tuberías de aguas negras en la calle Aldea San Antonio, genera a diario, serios congestionamientos vehiculares en el lugar.

Se tenía previsto que la obra finalizara en diciembre pasado, pero por la dureza del terreno perforado, los trabajos se extenderán por dos meses más.

Según el caporal encargado de la obra, Miguel Guzmán, la gran cantidad de piedra que se ha extraído del lugar donde será colocada la tubería, ha sido el principal problema que han tenido que enfrentar los trabajadores.

"Comenzamos muy bien y así como íbamos lográbamos terminar en diciembre. Sin embargo, después nos topamos con la sorpresa que la calle es casi toda de piedra y eso hace que realicemos doble trabajo y nos tardemos más", indicó.

Mientras tanto, algunos de los conductores que circulan por esta concurrida arteria, tienen que esperar 20 o hasta 30 minutos en las horas pico para poder avanzar por dicha zona.

Esto ha generado molestia entre los motoristas y los mismos habitantes del lugar, quienes estiman que el tiempo de realización de la obra ha sido demasiado extenso.

Uno de los afectados es Daniel Monzón, quien vive precisamente frente a una de las cuatro zonas de la calle donde se están realizando trabajos, y revela que nunca imaginó comenzar el año con el mismo desorden frente a su casa.

"Sigue siendo lo mismo que el año pasado. Salgo de mi casa y me topo con el montón de carros pitando, las máquinas haciendo ruido y un montón de herramientas tiradas. Ya estamos aburridos y queremos que esto termine ya", dijo el afectado.

Por otro lado, para las personas que a diario conducen por ese lugar, la situación no es nada diferente.

Según los mismos conductores, las horas donde el trafico vehicular es más saturado son las 6:00 de la mañana, las 12:00 del mediodía y a las 6:00 de la tarde.

"Las horas de entrada y salida de los trabajos y la hora de almuerzo, esto es un desorden total. Uno hace cola hasta por 15 minutos. Esperamos que estos señores le metan al trabajo para que terminen más rápido", expresó Giovani Melgar, conductor.

Otro de los problemas que preocupa a quienes transitan a diario por esta calle es el inicio del año lectivo en el complejo educativo profesor Martín Romeo Monterrosa; lo cual hace que la arteria seas más concurrida y, por lo tanto, más propensa a un accidente de tránsito.

Una de las madres de familia residente en el lugar, María Teresa Romero, indicó que "ahora que las clases van a iniciar formalmente, este lugar va a ser un peligro para todos los jóvenes estudiantes. Más allá que exista una pasarela en el lugar, hay que aceptar que los estudiantes y nosotros mismo no la usamos por la criminalidad que existe", manifestó la mujer.

Mientras tanto, el encargado de la obra pidió a la población santaneca en general tener un poco más de paciencia con los trabajadores.

"Nos vamos a comprometer a terminar la calle a más tardar en el mes de marzo. Por eso les pedimos a las personas un poco más de paciencia con nosotros", dijo Guzmán.

Se espera que en los próximos días, la Policía Nacional Civil (PNC), coordine el tráfico en los alrededores del centro educativo local, para evitar algún accidente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación