Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Insisten en "pérdida de confianza"

La Asociación recalcó que el proceso es parte de la "reingeniería" y que no es una "separación" de la Iglesia Católica.

Ernesto Cuestas y Luis Mario Pérez explicaron que los "despidos" no afectan el ideal de la obra. Foto EDH / Mario Amaya

Ernesto Cuestas y Luis Mario Pérez explicaron que los "despidos" no afectan el ideal de la obra. Foto EDH / Mario Amaya

Ernesto Cuestas y Luis Mario Pérez explicaron que los \"despidos\" no afectan el ideal de la obra. Foto EDH / Mario Amaya

El director ejecutivo de la Asociación Padre Vito Guarato, Ernesto Cuestas, y el apoderado legal de la referida entidad, Luis Mario Pérez, recalcaron que los tres religiosos que "laboran" con los niños han sido "despedidos", ya que es parte de la "reingeniería institucional" del Hogar.

Los representantes señalaron que quieren "optimizar las funciones y recursos con lo que cuenta la asociación".

Y para hacer énfasis en su decisión presentaron documentos de los pagos que les han efectuado a las religiosas Eliana Rodrigues Chaves y María Suelena Cardoso, que pertenecen a la Orden de las Hijas de Nuestra Señora del Monte Calvario, y a su capellán, Hilario Contrán, que según la Asociación, son sus "empleados" y han decidido "prescindir de sus servicios".

Rodrigues y Contrán aclararon que lo que les daban era una "ofrenda" y que desde hace dos meses no recibían nada y siguen con los niños.

"Estamos con los niños por amor, no por dinero", afirmó el sacerdote.

Rodrigues, de origen brasileño, reseñó que desde más de 19 años estaba estipulada esta ofrenda y que no es la razón primordial de su misión en el país. "No importa si hay o no ofrenda. Eso es lo de menos. Los niños son los que motivan a estar aquí, solamente ellos y sus cuidados", afirmó.

Pérez insistió que "han violentado la confianza que se les depositó a ellas y al sacerdote", por eso les han pedido que dejen de "laborar".

El director añadió que la institución nunca tuvo naturaleza religiosa y nació como una organización no gubernamental.

"Yo le voy a demostrar con la escritura de constitución, donde está la firma del padre Vito Guarato, que el hogar nace como una ONG, apolítica, no religiosa y sin fines de lucro", aseguró Cuestas.

El padre Contrán lamentó que desde la muerte del padre Guarato hayan cambiado la idea original y que la "privatización" del hogar lo convirtió en algo diferente a lo que el fundador soñó.

"Han traicionado el ideal del padre Vito", dijo Contrán.

Los representantes explicaron que los despidos no implican una separación con la Iglesia Católica, ni con sus líderes eclesiales, "mucho menos un alejamiento a nuestra creencia católica".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación