Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inseguridad afecta la tranquilidad de familias de La Unión

Hay temor de los ciudadanos por hechos delictivos y señalan la poca eficacia de la Policía para dar seguridad

El ataque contra un supuesto marero ocurrió en el muelle municipal de La Unión, sitio con el que se pretende atraer el turismo en ese municipio, y en donde hay vigilancia del CAM. Fotos EDH

El ataque contra un supuesto marero ocurrió en el muelle municipal de La Unión, sitio con el que se pretende atraer el turismo en ese municipio, y en...

El ataque contra un supuesto marero ocurrió en el muelle municipal de La Unión, sitio con el que se pretende atraer el turismo en ese municipio, y en donde hay vigilancia del CAM. Fotos EDH

LA UNIÓN. Una balacera en el muelle municipal, asaltos en buses del transporte colectivo e intento de robo a plena luz del día en bienes municipales, son situaciones que han atemorizado en los últimos días a los ciudadanos del municipio de La Unión.

Uno de los casos más delicados fue la balacera ocurrida en el muelle la noche del sábado, zona que por hoy es el icono del turismo en la cabecera del departamento.

En el lugar un supuesto marero fue lesionado por supuestos rivales. La situación generó temor entre los pobladores al punto que el torneo de fútbol que se realiza en un complejo deportivo recién construido por la alcaldía a la par del muelle, se suspendió hasta nuevo aviso.

En ese torneo participan más de 50 equipos y en cada jornada la cancha recibía a unas 300 personas.

El alcalde de La Unión, Ezequiel Milla, dijo que es lamentable que a escasos metros de la delegación policial se haya registrado un hecho violento.

Igual piensan los ciudadanos unionenses, quienes consideran que la Policía tuvo una reacción tardía, pese a ubicar su delegación a una cuadra del muelle.

Tras el acto delincuencial hubo una reunión en la alcaldía entre oficiales de la Policía Nacional Civil, el alcalde, Ezequiel Milla; y Luis Molina, presidente de la liga de fútbol macho de La Unión.

Abordaron el temor de los jugadores y el resto de personas que llegan apoyar a los deportistas por la inseguridad.

Molina dijo que el ataque del sábado no fue dirigido contra personas que asisten a los encuentros deportivos, ni se dio dentro de las instalaciones del complejo; pero les preocupa que una bala perdida hubiese lesionado a gente inocente.

Lamentó la poca efectividad policial al asegurar que "siempre en cada partido contamos con la presencia de dos policías, pero llegan a partir de las 7:30 de la noche y los juegos inician desde las cinco de la tarde".

Explicó que hay un compromiso de la corporación en mandar agentes desde el inicio de los partidos hasta que finalicen a las 9 de la noche.

Humberto Flores, jefe policial, dijo que el hecho ocurrido el sábado, donde hubo un pandillero herido de gravedad y un detenido, fue un caso aislado y que las pandillas ya tenían el objetivo específico que en ningún momento era contra los jugadores o el complejo deportivo.

Detalló que el compromiso que adquirieron en la reunión con la alcaldía y los jugadores fue darles la seguridad desde las 5 de la tarde hasta que finalice los partidos.

"Referente al muelle municipal, por la presencia de personas que llegan vamos a tener una patrulla permanente, es decir, policías y también cinco soldados que están encargado de dar seguridad en los alrededores del edificio del Centro de Gobierno", dijo.

Pero la balacera no es el único problema para los ciudadanos de La Unión y sus autoridades civiles, ya que el fin de semana se registró un intento de robo en el Centro de Alcance por Mi Barrio, sede de un programa de apoyo a jóvenes para mantenerlos alejados de la violencia mediante talleres vocacionales que es apoyado por la Agencia de Cooperación de los Estados Unidos.

El sitio es la sede de la colonia La Esperanza y lo administra la comuna. Sobre el intento de atraco, el edil Milla dijo que "los sujetos solo se habían saltado la barda del local, pero debido a la reacción de la Policía los presuntos ladrones salieron huyendo, no lograron ingresar al local".

Mientras que el sábado a las 5:00 de la mañana, los pasajeros de un bus que recorre la zona rural de Conchagua fueron víctimas de asalto.

El hecho se registró en el sector conocido como Ciriloco, donde varios sujetos armados interceptaron la unidad, se subieron y empezaron a despojar de sus celulares, prendas, dinero y hasta del calzado a todas las personas.

Una de las víctimas, que por temor a represalias pidió anonimato, dijo que sospechan que los ladrones son pandilleros que operan en esa zona y que "no es el primer caso que sucede, en meses anteriores han asaltado a personas que van en carros particulares".

Roberto Munguía, jefe de operaciones delegación policial de La Unión, dijo que siempre ha habido una reacción inmediata de las patrullas de la Policía y han capturado a pandilleros involucrados en delitos.

"En el caso del muelle municipal lo que ahí ocurrió es que los pandilleros trataron de despistar a las patrullas que estaban en la zona; primero hicieron una balacera cercana a la cancha, y luego lesionaron a un pandillero que estaba en el muelle, pero siempre hubo reacción nuestra".

Agregó que "nosotros tenemos toda la zona cuadriculada, cada quien tiene su sector, las patrullas y el equipo de reacción. Lo que sí dejo claro que no podemos estar las 24 horas en un punto fijo, pero si tenemos la capacidad de llegar en cuestión de minutos".

Pese a ello, los ciudadanos de La Unión no tienen confianza en las autoridades y reiteraron que el accionar de los agentes es lento y los delincuentes se mueven rápido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación