Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La inseguridad abate al comercio en Usulután

Los comerciantes aseguran que los hurtos y robos a negocios han aumentado en últimos días

La mayor parte de hurtos y robos que la Policía tiene en sus estadísticas ha ocurrido en el área comercial de la cabecera usuluteca. Población pide más vigilancia y mejor seguridad.

La mayor parte de hurtos y robos que la Policía tiene en sus estadísticas ha ocurrido en el área comercial de la cabecera usuluteca. Población pide más vigilancia...

La mayor parte de hurtos y robos que la Policía tiene en sus estadísticas ha ocurrido en el área comercial de la cabecera usuluteca. Población pide más vigilancia y mejor seguridad.

USULUTÁN. Los hurtos y asaltos registrados en las últimas semanas en la cabecera tienen preocupada a la ciudadanía, especialmente a los comerciantes, quienes temen por su seguridad y la de sus negocios.

El sentir de los empresarios contrasta con la posición de las autoridades policiales.

Según cifras de la entidad policial, hay una reducción del 35 por ciento en los hurtos y un 16 por ciento en los robos si se compara al período del 1 de enero al 10 de diciembre de 2012, con 2013.

En las últimas semanas, comerciantes usulutecos han sido víctimas de varios hechos de inseguridad.

Hace tres días, delincuentes ingresaron a un local comercial donde se llevaron, armas en mano, dinero en efectivo.

El 29 de noviembre pasado, dos mujeres entraron a una comercial y, sin que nadie se diera cuenta, hurtaron una pantalla de televisión.

Una semana después, la Policía manejaba un nuevo caso: tres motocicletas habían sido hurtadas de las instalaciones del Sistema Básico Integral de Salud (SIBASI).

Esa situación mantiene preocupados a los comerciantes, quienes aseguran que las autoridades no hacen nada para controlar la delincuencia. Incluso, critican las cifras en torno a la supuesta reducción.

"Ellos pueden decir que hay tal disminución, pero somos nosotros los que a diario somos víctimas de estos hechos los que sabemos la realidad. Sólo queremos que den más protección en las calles", dijo Alberto Santos, un vendedor.

"A mi me robaron la cartera en el centro de la ciudad. Me quitaron el dinero para las compras de la semana, cerca estaba un agente del CAM, puse la denuncia, pero no me ayudaron. No había ni un solo policía nacional civil cerca" señaló Estéfany Rodríguez, una ciudadana .

Mientras que Santiago Meléndez, presidente del Grupo Empresarial de Usulután, explicó que este es un problema nacional.

Meléndez señaló que el cambio de jefatura de la Policía generó inestabilidad y, por ello, el control de la delincuencia se les fue de las manos.

"Ya nos hemos reunido con las autoridades para ver el tema de los hurtos y robos. La Policía brinda seguridad, pero se necesita hacer más", expresó el empresario.

Pese al temor de la población, Jesús Molina Aguiluz, jefe de la delegación policial usuluteca, expresó que tanto en noviembre como en diciembre se percibe un auge económico mayor que en meses anteriores.

Esto último es lo que genera que los delincuentes estén pendientes de los movimientos de los ciudadanos.

"Tenemos las denuncias de los casos que se han dado últimamente, pero deducimos que ocurren por el auge comercial de estos dos últimos meses", dijo Molina.

Pero la explicación del jefe policial no es suficiente para los ciudadanos, quienes mencionan que si la Policía conoce que en noviembre y diciembre los delincuentes "se alborotan", pues deberían redoblar la seguridad y los patrullajes diarios.

En eso coincide el empresario Meléndez al aclarar que los hechos delictivos no solo se registran en los últimos meses del año.

"No necesariamente debe ser Navidad o fin de año para que se den estos hechos", expresó el empresario.

Tanto los vendedores como los ciudadanos esperan que las autoridades redoblen el esfuerzo y generen mayor confianza entre la población.

Los comerciantes dicen que la seguridad debe extenderse a todo el departamento, pues no solo la cabecera es asediada por el crimen.

Los dueños de negocios aseguran que municipios como Santiago de María, Berlín o Jiquilisco también tienen problemas de inseguridad, sobretodo con los extorsionistas y pandilleros.

El oficial Molina explicó que las cifras lo dicen todo, pues hasta el 10 de diciembre tienen registrados 190 casos de hurto, en comparación al año pasado, que fueron 531.

Mientras que en los casos de robo se registran hasta esa fecha 235; el año pasado fueron 280 casos denunciados. Esas cifras contrastan con la percepción ciudadana.

También vehículos

Pero los hurtos y robos en negocios no son la única preocupación de la población.

Según la Policía, hay un aumento en los casos de hurto de vehículos si se compara de enero a diciembre de 2012, con el presente año.

El oficial Molina dijo que son al menos 60 automóviles los que han sido hurtados en la zona sur de Usulután en el presente año.

Molina explicó que entre el 1 de enero y el 10 de diciembre de 2012 se registraban 25 hurtos contra los 60 actuales.

En cuanto a los robos de vehículos, Molina sostiene que se reportan 6 casos contra 12 del año pasado.

Nueve de los 16 automóviles fueron robados en Concepción Batres, Jiquilisco y Santa María, y el resto en la cabecera.

Por esos casos no hay capturas ni tampoco recuperación de los vehículos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación