Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inician jornada de estudios de electrofisiología

La iniciativa médica culminará el próximo 4 de abril y los beneficiados serán 15 niños de escasos recursos económicos.

Los médicos que realizan la jornada han venido desde Los Ángeles, Estados Unidos, para apoyar a los niños. EDH / cortesía

Los médicos que realizan la jornada han venido desde Los Ángeles, Estados Unidos, para apoyar a los niños. EDH / cortesía

Los médicos que realizan la jornada han venido desde Los Ángeles, Estados Unidos, para apoyar a los niños. EDH / cortesía

Empresas y organizaciones no gubernamentales se ha unido para apoyar a 15 niños y sus familias en la realización de los estudios de electrofisiología, en los cuáles se invierten en promedio de 10 mil a 15 mil dólares por cada uno.

Un estudio de electrofisiología proporciona información clave para el diagnóstico y tratamiento de las arritmias, los que permiten evaluar la efectividad de ciertas medicaciones en el control del trastorno del ritmo del corazón.

Los beneficiados son pacientes del Hospital de Niños Benjamín Bloom, quienes fueron evaluados el fin de semana pasado para cumplir con los requisitos para aplicar a la jornada.

La iniciativa es un esfuerzo de Gift of Life International, Rotarios Internacionales, Club Rotario San Salvador y Cuscatlán, Regalo de Vida El Salvador, Digicel, Laboratorio de Cateterismo Cardiaco de INCCAR y Hospital de La Mujer, Hospital Bloom y Hotel Sheraton Presidente.

"Anteriormente estos niños eran enviados a otro país a realizarse los análisis. Con esta jornada queremos capacitar a los médicos para poder atenderlos aquí", destacó la directora ejecutiva de Latidos de Esperanza, Ivonne López.

Dos médicos electrofisiólogos especialistas en tratar casos de niños y adolescentes, viajaron desde el Hospital de la Universidad de Los Ángeles para hacer los estudios.

Los galenos esperan intervenir a tres niños cada día y es que cada caso requiere de entre 3 a 5 horas.

La actividad la realizan en el Hospital de la Mujer y la mayor parte de los niños que serán tratados, padecen de la enfermedad Wolff-Parkinson-White , un mal de tipo congénito, el que se trata con estudios y catéteres especiales que se introducen en las cavidades del corazón para interrumpir la corriente eléctrica anómala que causa la arritmia cardíaca.

Jacqueline de Ortiz, madre del primer niño intervenido agradeció que lo incluyeran en esta jornada, ya que esperó más de más de siete años para acceder a este beneficio.

Las organizaciones realizaron por primera vez la iniciativa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación