Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inicia proyecto piloto de compostaje en Acajutla

b La idea es de una joven graduada del centro ¡Supérate! CASSA y que ganó un premio internacional con su proyecto

Glenda Alfaro ganó el 2o. lugar de la Clinton Global Initiative University Commitments Challenge, en Estados Unidos

Glenda Alfaro ganó el 2o. lugar de la Clinton Global Initiative University Commitments Challenge, en Estados Unidos

Glenda Alfaro ganó el 2o. lugar de la Clinton Global Initiative University Commitments Challenge, en Estados Unidos

SONSONATE. "No es fácil que alguien de la comunidad nos lleve hacia adelante a nosotros, porque si no fuera por ella, nosotros no lograríamos ninguna ayuda", reconoce Laura de Calles, habitante de la colonia Jardines de la Nueva, en Acajutla, Sonsonate.

La mujer se refiere a Glenda Alfaro, una joven de la zona de apenas 20 años de edad, que recientemente participó en la conferencia "Clinton Global Initiative University" (CGIU) y ganó el segundo lugar del "Desafío de Compromisos" con su proyecto "Métodos de Compostaje para mejorar la Fertilidad del Suelo".

Ahora, regresó al país para poner en marcha el proyecto piloto de compostaje "From garbage to garden" (De la basura al jardín), que beneficiará, en un inicio, a 12 familias de su colonia.

Este consiste en reponer nutrientes de los suelos pobres y estimular la producción agrícola mediante el compostaje.

Glenda es becaria graduada del Centro ¡Supérate! CASSA Sonsonate, y es la Compañía Azucarera Salvadoreña la que le está brindando el apoyo económico para echar a andar la iniciativa.

"La idea nació por las necesidades de mi comunidad. Aquí tenemos el problema que no pasa el camión de la basura y la gente la tira y la quema y eso contamina el medio ambiente", dijo la joven.

Ayer, por la mañana, Glenda entregó un certificado a cada familia beneficiaria, que les acredita para realizar el proceso de compostaje en sus viviendas.

La joven salvadoreña explicó que han sido tres meses de preparación los que ha invertido para capacitar a los vecinos de la comunidad.

Asimismo, garantizó que durante el proceso, los favorecidos recibirán asistencia técnica y acompañamiento para que puedan elaborar la mezcla en sus casas.

"La tierra aquí es bien dura. La vez pasada hicimos un huerto y no nos dio. Hoy con este proyecto que nos han explicado vamos a hacer una siembra", aseguró De Calles, haciendo alusión a que el principal problema del suelo en esta zona es que es de barro, por lo que es muy difícil que crezca la vegetación.

Por su parte, Bianca Vilanova, gerente de Fundación CASSA, aseguró que el proyecto es de interés para esta organización, porque "va unido y de la mano con nuestra actividad agrícola".

Mientras que el alcalde de Sonsonate, Roberto Aquino, también llegó al evento e invitó a la joven a que visite la municipalidad para conocer el proyecto municipal que está educando a los habitantes de algunas colonias en el proceso de separar el producto orgánico, reciclable y el final que va al relleno sanitario.

"El proyecto de Glenda es idóneo para acompañar lo que se está haciendo en cuanto a educar a la población en el proceso de separación de la basura", manifestó el edil.

Glenda es una profesional graduada en la carrera de Tecnología en Medio Ambiente en Mount Hood Community College, en Oregon, Estados Unidos, gracias a una beca de estudio por parte del Programa Semilla (SEED), financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación